Con una Proposición no de Ley en el Congreso

El GPP pide al Gobierno que permita seguir utilizando fotos del sector fotográfico para el nuevo DNI 4.0

Hay 8.000 puestos de trabajo en juego si el Gobierno persiste en la fotografía “in situ” en comisaría por parte de los funcionarios, que excluye a los fotógrafos profesionales

 

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que se insta al Gobierno a “habilitar un sistema que permita seguir utilizando fotografías realizadas por el sector fotográfico, en papel o en medios digitales, con todas las garantías de seguridad, para incorporar al nuevo DNI 4.0”.

 

En la exposición de motivos de la Proposición, suscrita por la portavoz del GPP, Cuca Gamarra, junto a la secretaria general adjunta, Isabel Borrego, y la portavoz de Interior, Ana Belén Vázquez, se señala que el Gobierno ha empezado a implantar el nuevo DNI en lugares como Castilla y León o Ceuta, que será el DNI electrónico europeo 4.0, con el objetivo de reforzar la seguridad de los documentos de identidad de los ciudadanos de la UE y la libre circulación.

 

El GPP considera que si el Gobierno persiste en que se implante la fotografía solo en comisarías tendrían que cerrar innumerables comercios y cabinas “Fotomatón”, además de llevar al paro a muchas personas del sector de la fotografía. Concretamente, el colectivo afectado supera los 3.500 establecimientos y hay 8.000 puestos de trabajo en juego.

 

 

UTILIZAR FONDOS EUROPEOS Y HUNDIR UN SECTOR

En primer lugar, se pone de manifiesto que el Gobierno cuenta con un presupuesto de 6,5 millones que proceden de los fondos europeos de Recuperación y Resiliencia para implantar el DNI exprés, por lo que sería una contradicción utilizar fondos de recuperación para hundir un sector y enviar al paro a miles de personas.

 

Según responsables policiales la fotografía “in situ” en las comisarías, como se está viendo en las pruebas piloto, no es imprescindible para el nuevo DNI 4.0, ni tampoco aporta un extra de seguridad en el proceso, ya que los funcionarios siguen verificando la foto y los datos con la persona, además de que otros países están abordando el proceso de digitalización sin necesidad de excluir al sector de la fotografía profesional.

 

Además, los profesionales de la fotografía señalan que disponen de los medios necesarios para hacer fotos para documentos de identidad y transferirlas con total seguridad a las aplicaciones que diseñe la Administración y que ésta puede perfectamente verificar su autenticidad. Asimismo, precisan que la foto en papel cumple con todas las exigencias del Reglamento Europeo correspondiente y aporta niveles de seguridad que la fotografía digital todavía no puede garantizar.

 

Finalmente, el Grupo Popular señala en defensa de la fotografía profesional que varios sindicatos policiales han denunciado que si las fotografías las tuviesen que realizar los funcionarios en comisarías, tendrían una carga de trabajo adicional, “provocando más colas y retrasos en la expedición o renovación del DNI”.

X

Política de Cookies