Hoy, en la Comisión de Universidades del Congreso

María Jesús Moro califica de “oportunidad perdida” la comparecencia del ministro Subirats

La portavoz de Universidades del GPP señala que la buena senda que trazó el titular de Universidades, llamando a los portavoces parlamentarios tras su nombramiento, se rompe al no haber permitido que se aprobasen algunas enmiendas a la Ley de Convivencia Universitaria que hubieran mejorado mucho el texto que finalmente salió del Senado

  • Denuncia que la Ley de Convivencia Universitaria se deformó claramente por la aceptación de una enmienda a la totalidad, introducida de manera subrepticia, para ir en contra de lo que las universidades y los universitarios necesitan y para lo que habían trabajado durante mucho tiempo con el ministro de manera leal
  • Rechaza las afirmaciones del ministro Subirats sobre la situación del castellano en las aulas y de la convivencia en las universidades catalanas. “Allí hay un problema de libertades porque no se respetan en los espacios universitarios si sólo están vinculadas a una ideología concreta”, subraya
  • Afirma que “la idea de neutralidad institucional, que deben respetar los representantes públicos en las universidades, está para garantizar el debate abierto, libre y tolerante”
  • Señala que “esta organización ministerial, en la que se disgregan las funciones y las competencias, afecta muy sangrantemente a la universidad; algo que ocurre especialmente en materia de becas, de acceso a la universidad y en el planteamiento de la reforma de la Ley de la Ciencia”
  • Pregunta al Ejecutivo qué está pasando con el reintegro de las becas, y subraya que el retraso pone a los pies de los caballos a las familias
  • Reclama que afronte la igualdad en el examen de acceso a la universidad. “La EBAU determina la calidad de las enseñanzas universitarias y la igualdad de trato de los estudiantes”, afirma María Jesús Moro, quien advierte de que “si no se ataja seguiremos con problemas gravísimos en la universidad”
X

Política de Cookies