Durante el debate de totalidad del Proyecto de reforma del artículo 49 de la Constitución española

Borrego rechaza la reforma constitucional que propone el Gobierno porque nace “sin un acuerdo previo entre los grupos que garantice la seguridad del proceso y un texto riguroso”

La secretaria general adjunta del GPP asegura que “una modificación de la Carta Magna española debe acometerse con acuerdo previo entre la mayor parte de las fuerzas políticas, como ocurrió en las dos reformas puntuales que se han realizado”

  • “La Constitución se hizo con consenso y los cambios constitucionales hay que hacerlos con acuerdos”, asevera Borrego, quien apunta que “no es bueno emprender el camino de la reforma constitucional de modo unilateral”
  • Defiende que “la iniciativa legislativa nazca en el Parlamento y sea propuesta de los grupos”. “La Constitución no es del Gobierno, es de todos, por lo que es imprescindible que exista un acuerdo mayoritario para delimitar la reforma al texto propuesto”, sostiene
  • Considera que cualquier reforma de la Constitución española de 1978 se debe abordar con “prudencia y respetando al Consejo de Estado”. En este sentido, reprocha al ministro Bolaños que ignore el informe del Consejo de Estado que dice que la redacción y ubicación en el texto constitucional es confusa y puede dar lugar a equívocos
  • Considera necesario el cambio en el artículo 49 de la Constitución para modificar la denominación de las personas con discapacidad, pero lamenta que el Gobierno lo haya hecho abriendo el melón de la reforma constitucional. “¿Han leído el acta de la sesión de la Comisión Constitucional del pasado 12 de mayo? ¿Van a asumir las propuestas que sus socios de Gobierno les propusieron ese día?”, pregunta al Gobierno
  • Señala que “el texto de reforma propuesto por el Gobierno eleva a rango constitucional contenidos que no son propios de la Constitución”. En este sentido, advierte de que “incluye reiteraciones que pueden ser perturbadoras y que genere agravios comparativos entre organizaciones”
  • “Al PP siempre le encontrarán en avanzar en la implementación efectiva y real del ejercicio de todos los derechos y deberes de las personas con discapacidad y hacerlo con la casi total unanimidad, como hemos demostrado trasladando al ordenamiento jurídico español el espíritu de la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad”, explica
  • Destaca que “España, dentro del marco de nuestra Constitución y siguiendo sus directrices, ha avanzado sustancialmente, yendo por delante de países occidentales, en la atención de la discapacidad y en la promoción de la igualdad de las personas con discapacidad”
  • Resalta que “no solo el artículo 49 de la Carta Magna, también el 9.2 exigía a los poderes públicos el respeto a la igualdad y la promoción de ella con medidas de discriminación positiva que la hicieran real”
  • Además, “la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad supone la consagración del cambio de paradigma del enfoque de las políticas sobre discapacidad, ya que supera definitivamente la perspectiva asistencial para abordar una basada en los derechos humanos”
X

Política de Cookies