En su pregunta a la ministra de Política Territorial en la sesión de control

Betoret a Rodríguez: “Se niegan a hacer públicas las actas de la mesa con los independentistas porque es una cortina de humo para conspirar a puerta cerrada”

El portavoz de Política Territorial del GPP, Vicente Betoret, afirma que “la mesa es una cortina de humo para conspirar a puerta cerrada”. “Por eso se niegan a hacer público el contenido de las reuniones de la vergüenza, porque saben que España pondría el grito en el cielo al ver a un Gobierno arrodillado ante los independentistas”, denuncia

Lamenta que el Ejecutivo se pliegue ante quienes quieren romper España, someter las Instituciones y doblegar la democracia. “El objetivo de Pedro Sánchez es salvar a Pedro Sánchez y hacer públicas las actas supondría salir de La Moncloa”, asevera

Pregunta al Gobierno “qué negocia en la mesa de la vergüenza con los independentistas que no se pueda debatir en el Parlamento”

Recuerda que Sánchez, cuando todavía no era presidente del Gobierno, afirmó que habría que combatir la desafección de los ciudadanos hacia la política “con transparencia, mecanismos de control y rendición de cuentas”. “Aquella frase es una promesa más incumplida, un engaño añadido y otra traición a España”, subraya

Afirma que “el Gobierno se ha convertido en una máquina de devolver favores; a Podemos, con quien el presidente dijo que no dormiría tranquilo con ellos en el Gobierno; a Bildu, con quien dijo que jamás pactaría; y al independentismo catalán, a cuyos políticos presos juró no indultar nunca”

Frente a la afirmación del Gobierno de que su apuesta es el diálogo, Betoret se pregunta para cuándo el diálogo con la Comunidad Valenciana, Murcia o Andalucía, que tienen un grave problema de infrafinanciación, o con los vascos y navarros que esperan una comisión contra el odio sobre los homenajes públicos a etarras. “Ustedes no buscan el diálogo, ustedes ansían el poder y lo quieren a toda costa”, remarca

X

Política de Cookies