En la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales

El GPP apuesta por la instalación de desfibriladores en centros y empresas con gran afluencia de personas

Javier Ruano ha explicado que “la instalación de desfibriladores se complementaría con campañas de formación ciudadana sobre el uso de dicho material a fin de reducir casos de muerte súbita”

  • “La muerte súbita es una de las causas más frecuentes de fallecimiento en los países desarrollados. En España suceden alrededor de 30.000 muertes de ese tipo al año”

  • Recuerda que “en la actualidad hay siete CC.AA. que han legislado sobre la instalación de desfibriladores en espacios con gran afluencia de personas, ahora lo que se trata es de extenderlo a todo el territorio nacional”

El diputado del PP, Javier Ruano, ha apostado hoy, mediante una Proposición no de Ley por “la instalación de desfibriladores en espacios con gran afluencia de personas en todo el territorio nacional y, de forma paralela, para realizar campañas de formación ciudadana sobre el uso de dicho material en las Comunidades Autónomas, acciones que servirían para reducir los casos de muerte súbita”.

En su intervención durante el debate de dicha iniciativa en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, el diputado popular ha señalado que el camino a seguir es promover un acuerdo con las CC.AA. para la “extensión a todo el territorio nacional de desfibriladores en espacios públicos, instituciones, empresas y centros educativos y deportivos con gran afluencia de personas”. Este material tendrá que estar señalizado de manera visible en los espacios referidos.

Además, ha explicado que “de forma paralela a la instalación y a lo largo del tiempo, se fomente entre la población una formación específica sobre el uso de los desfibriladores, para que cualquier ciudadano pueda usarlos en el caso de que alguien los necesite”.

UNAS 30.000 MUERTES AL AÑO EN ESPAÑA
Por otro lado, el diputado popular, ha recordado que “la muerte súbita es una de las causas más frecuentes de fallecimiento en los países desarrollados, de manera que en España suceden alrededor de 30.000 muertes de ese tipo al año, y cerca de 15.000 intentos de reanimación por los Servicios de Emergencia”.

Como ha subrayado Javier Ruano, “la desfibrilación es una medida muy eficaz para tratar de que la arritmia desaparezca y el afectado se recupere, dado que el pronóstico de los pacientes que la sufren depende fundamentalmente del tiempo que transcurre entre que el corazón se detiene y se aplica una desfibrilación”.

Por último, ha destacado que “en la actualidad hay siete CC.AA. (Madrid, Canarias, Andalucía, Valencia, País Vasco, Cataluña y Asturias) que han legislado sobre la instalación de desfibriladores en espacios con gran afluencia de personas, por lo que se trata de extender la media a todo el territorio nacional y que cualquier ciudadano tenga la preparación precisa para el uso de dicho material en caso de incidencia”.

X

Política de Cookies