En la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

De Lara insta al Gobierno a impulsar, en colaboración con las CCAA, una Estrategia Nacional de Prevención de Incendios Forestales e impulsar proyectos innovadores

Teresa de Lara asegura que “la gestión de los montes debe integrar los aspectos ambientales con las actividades económicas, sociales y culturales con la finalidad de conservar el medio natural, al tiempo que generar empleo y colaborar al aumento de la calidad de vida y expectativas de la población rural”

  • Afirma que “pese a la eficacia demostrada por los medios de extinción en una excelente coordinación entre las CCAA y la AGE, los incendios forestales han supuesto, una vez más, una lacra social, ambiental y económica para las zonas afectadas”

  • Destaca que “el impulso de la gestión forestal sostenible, como herramienta fundamental de la política forestal, ha sido y es el objetivo prioritario del Gobierno y del GPP en este ámbito”

La portavoz de Medio Ambiente del GPP en el Congreso, María Teresa de Lara, ha instado hoy al Gobierno “a impulsar, en colaboración con las CCAA, una Estrategia Nacional de Prevención de Incendios Forestales que promueva de una manera más coordinada el uso y las actuaciones directas sobre los montes, aprovechando las sinergias entre ellas, y también a impulsar proyectos innovadores en materia de lucha y prevención de incendios forestales”.

Así, la portavoz del GPP ha afirmado que “la gestión de los montes debe integrar los aspectos ambientales con las actividades económicas, sociales y culturales con la finalidad de conservar el medio natural, al tiempo que generar empleo y colaborar al aumento de la calidad de vida y expectativas de la población rural”.

“Un monte gestionado es un monte cuidado, lo que aporta mayor riqueza al medio rural, pero además en un monte cuidado es más difícil que se produzcan incendios”, ha asegurado la dirigente del GPP, quien ha aseverado que “las medidas de prevención de incendios forestales forman parte de la gestión forestal sostenible, y tienen como objetivo reducir el riesgo de inicio del fuego”. Y constata que “en su caso, la intensidad y velocidad de su propagación incide en la protección de los montes mediante actuaciones de selvicultura preventiva que actúen sobre la acumulación, estructura y distribución espacial del combustible forestal, impidiendo la facilidad de ignición y propagación, disminuyendo la superficie final quemada”.

Durante la defensa de la Proposición no de Ley del Grupo Popular relativa a impulsar una Estrategia Nacional de Prevención de Incendios Forestales, la dirigente del PP ha calificado la política forestal como “la gran olvidada de los distintos grupos parlamentarios, que sólo se acuerdan de ella cuando hay incendios o, como en el caso del PSOE, hoy cuando se trata de enmendar una iniciativa”.

Así, De Lara ha explicado que las competencias de gestión forestal, particularmente las de prevención y extinción de incendios, corresponden a las CCAA. “La labor del Gobierno consiste en colaborar con las comunidades autónomas prestándoles el apoyo necesario, tanto en prevención como en extinción”, ha asegurado la portavoz del PP, a la vez que ha apuntado que “los datos proporcionados por las CCAA sitúan el año 2017 como el tercero con mayor número de incendios en la última década”.

“Pese a la eficacia demostrada por los medios de extinción, en una excelente coordinación entre las Comunidades Autónomas y la Administración General del Estado, los incendios forestales han supuesto, una vez más, una lacra social, ambiental y económica para las zonas rurales”, ha aseverado De Lara.

“EL IMPULSO DE LA GESTIÓN FORESTAL SOSTENIBLE OBJETIVO DEL GOBIERNO”
La portavoz del PP ha reiterado que “el impulso de la gestión forestal sostenible, como herramienta fundamental de la política forestal, ha sido y es el objetivo prioritario del Gobierno y del Grupo Popular en este ámbito”.

En este sentido, ha señalado que “el Gobierno del PP ha impulsado la gestión forestal sostenible a través, entre otros, del Plan de Activación socioeconómica del sector forestal y de las modificaciones incluidas en la Ley de Montes”.

De Lara ha recordado que el citado Plan dispone, para el periodo 2014-2020, “de un conjunto de 85 medidas dirigidas a promover la actividad socioeconómica, encontrándose entre sus objetivos la diversificación económica del medio rural; el incremento del número de explotaciones ordenadas y gestionadas; y el estímulo de la demanda de productos forestales”.

Asimismo, ha afirmado que “las modificaciones introducidas en la Ley de Montes pretenden un doble objetivo, de un lado, favorecer la agrupación de propietarios forestales y, además, incentivar los planes del ordenación de los montes con diferentes incentivos económicos y administrativos, estableciendo la posibilidad de que las CCAA aprueben unos modelos técnicos, a los que pueden adherirse voluntariamente los propietarios forestales que cumplan con las condiciones que marquen las autoridades competentes”. “Y de otro, movilizar los productos forestales y el aprovechamiento económico a la vez que el efecto sumidero de nuestros montes”, ha añadido De Lara.

Así, la dirigente del PP ha apuntado que “en el actual periodo de programación de desarrollo rural se destina un 14 por ciento más de fondos a las medidas forestales que en el periodo anterior, debido a los acuerdos del Gobierno del PP con las CCAA para mejorar la dotación de esas medidas”.

Para la portavoz del GPP, “esos programas deben de ser reforzados y coordinados para su mayor efectividad, con el único objetivo de evitar en la medida de lo posible los incendios forestales y sus efectos”.

X

Política de Cookies