Con una Proposición no de Ley para garantizar su supervivencia

El PP defiende este martes en el Pleno su plan urgente de apoyo a la hostelería, que incluye ayudas directas al sector

Con el IVA del 4 por ciento, prórroga de Erte y un Plan Renove por los cambios para adaptarse a la pandemia

 

El Grupo Parlamentario Popular defenderá mañana martes en el Pleno del Congreso su Proposición no de Ley para la puesta en marcha de un plan urgente de apoyo a la hostelería con 15 medidas prioritarias, que incluye dar ayudas directas al sector.

Concretamente, el Grupo Popular también propone, entre otras grandes medidas, el IVA al 4 por ciento, la prórroga de los Erte hasta que se encuentre plenamente asegurada la restauración de la actividad turística, un Plan Renove por los cambios para adaptarse a la pandemia y ayudas directas al alquiler a autónomos y pymes.

En la exposición de motivos de dicha Proposición, suscrita por la portavoz del Grupo, Cuca Gamarra, la secretaria general adjunta, Isabel Borrego, y el portavoz de Turismo, Agustín Almodóbar, se advierte de que si el Gobierno no pone en marcha las medidas reclamadas por el PP se ponen en peligro más de un millón de empleos.

 

Con dicha iniciativa, que el GPP ha completado con enmiendas de mejora, se insta al Gobierno a adoptar de manera urgente las siguientes 15 medidas:

– Establecimiento de mecanismos de compensación en forma de financiación adicional a las CCAA por parte del Estado como consecuencia de medidas dirigidas al sector a fin de combatir la crisis de salud pública.

– Reducción del IVA aplicado al sector de la hostelería, la restauración y resto de empresas prestadoras de servicios turísticos; establecimiento de tributación a las actividades de dicho sector al tipo super reducido del 4% como mínimo durante el año 2021.

– Seguir flexibilizando las condiciones de las líneas de liquidez ICO Covid-19 concedidas a pymes y autónomos, acompasándolas a la evolución de la situación económica.

– Mantenimiento del esquema de protección de los expedientes de regulación temporal de empleo por causa de fuerza mayor o por impedimento o limitaciones de actividad hasta que se encuentre plenamente asegurada la restauración de la actividad turística.

– Exoneración de la obligación de cotizar a aquellos trabajadores autónomos que se vean obligados a suspender todas sus actividades como consecuencia de resoluciones dictadas para contener la expansión y propagación del virus durante el periodo de vigencia de las mismas.

– Adopción de medidas pertinentes para asegurar que los contribuyentes pertenecientes al colectivo de trabajadores autónomos forzados a cesar su actividad durante la vigencia del estado de alarma, no tengan obligación de pagar impuestos durante ese mismo periodo afectado.

– Estudio y establecimiento en su caso de fórmulas compensatorias específicas en forma de reembolsos o subvenciones directas al arrendamiento de locales autónomos, microempresas y pymes vinculadas a servicios y/o actividades hosteleras impactadas a causa de rebrotes, confinamientos y toda clase de restricciones y limitaciones a su normal funcionamiento como consecuencia del estado de alarma y que hayan visto mermar su caída de ingresos un 50% o más.

– Impulsar por parte del Gobierno de España la creación, organización y ejecución de un programa dedicado a incentivar el consumo directo en productos, servicios y experiencias turísticas en toda la geografía española particularmente durante periodos de temporada baja, contribuyendo a desestacionalizar los destinos y contando con la colaboración de las Comunidades Autónomas, Diputaciones, Cabildos y Ayuntamientos.

– Definición, aprobación y dotación presupuestaria de un Plan Estratégico de la Gastronomía de España contemplando toda la cadena de valor, que sirva como palanca de reactivación de la actividad turística y al propio tiempo, como herramienta de diversificación, y mejora de la competitividad y visibilidad de la oferta española de calidad consolidando el rol de la Marca España de potencia gastronómica en el mercado internacional.

– Impulsar en coordinación con las Comunidades Autónomas, Diputaciones, Cabildos y los Ayuntamientos la tramitación de un paquete de reducciones, exenciones y bonificaciones de cuotas significativas de impuestos y tasas (IBI, IAE, tasas por recogida de basuras, tasas de terrazas, Impuestos sobre vehículos de tracción mecánica, tasas que graven pernoctaciones, etc.), para así aliviar la carga fiscal de los establecimientos destinados a los usos de hostelería en un contexto enormemente crítico para los mismos.

– Mantenimiento y ampliación de medidas en materia de aplazamiento de deudas tributarias y de Seguridad Social.

– Financiar un plan RENOVE de ayudas de mejora y modernización de instalaciones y equipamientos y adaptación a las nuevas normativas sanitarias para los establecimientos hoteleros.

– Apoyar económicamente la creación y desarrollo de programa específicos de implantación de sistemas digitales y herramientas de inteligencia de mercado de los que se puedan beneficiar las empresas hoteleras.

– Apuesta decidida y urgente por mejorar y reforzar la cualificación técnica y la capacidad de aportar valor de los profesionales de la industria turística en materias clave tales como el multilingüismo, la transformación digital, sostenibilidad urbanística, seguridad e higienes sanitarias y cualesquiera otros de los retos estructurales y globales presentes y futuros del sector español que podrían posibilitar un salto cualitativo de los productos turísticos españoles.

– Aprobación urgente por parte del Gobierno de España de un sistema de concesión de ayudas y compensaciones directas en concepto de gastos fijos de explotación dirigidas a paliar de manera preferente las pérdidas económicas de nuestras pymes, micropymes y autónomos originadas por la crisis Covid-19.

 

 

X

Política de Cookies