Hoy, en el Pleno del Congreso

Milagros Marcos defiende un plan de contingencia para el sector agroalimentario que supondría un antes y un después

“Este plan de contingencia no tiene color político, tiene sentido común, el de nuestras gentes del campo”, afirma Marcos, quien destaca que todas las medidas que contiene tienen respaldo normativo en nuestro país o son propuestas aprobadas y recomendadas por Bruselas

 

  • La portavoz de Agricultura del GPP destaca las 30 medidas que incluye este plan “riguroso, no como las improvisaciones a las que nos tiene acostumbrados el Gobierno”

 

  • Considera que “lo primero es tener alimentos”, por lo que defiende priorizar la producción a cualquier otra cuestión ecológica o ideológica. En este sentido insta a revisar la PAC y el pacto verde

 

  • Propone bajar el IVA de los alimentos al 0%, que queden exentos de tributación los ganaderos que cobren por debajo de 60.000 euros, reducir módulos de IRPF a toda la cadena alimentaria hasta el 50%, así como exenciones temporales en las cotizaciones a la Seguridad Social

 

  • También plantea eliminar los impuestos a la energía y a los carburantes y desarrollar la regulación para contratar dos potencias de energía eléctrica diferentes al año

 

  • Advierte que el plan publicado hoy en el BOE no resuelve ningún problema porque no garantiza el correcto flujo de la cadena alimentaria, ya que no asegura ni que se paguen los costes ni que se recojan los productos en origen

 

  • Contrapone las ayudas de Italia o Francia al sector con las de España. En este sentido, lamenta que solo las que destinan a la ganadería sean el doble que a todo el sector agroalimentario de nuestro país

 

  • “¿Qué más tiene que pasar para que el Gobierno respete al sector como hacen el resto de gobiernos europeos”, se pregunta

 

  • “No hacer nada no es una opción mientras los supermercados tienen los lineales vacíos y se cierran explotaciones cada día porque el precio de la energía, los piensos y los fertilizantes son absolutamente inasumibles”, remarca

 

  • Exige al Gobierno que “escuche el clamor de los agricultores, los ganaderos y pescadores de este país porque ya no aguantan más”, y advierte de que “si las explotaciones no son rentables no se producirán alimentos en España y comeremos lo que decidan producir otros países, dependeremos de que nos lo quieran vender y pagaremos lo que nos quieran cobrar”
X

Política de Cookies