Resalta que el texto del Gobierno invade competencias, tiene un marcado sesgo ideológico y pone en riesgo el alto grado alcanzado en nuestro país por las medidas sobre bienestar animal

El PP pide al Gobierno que retire su ley de bienestar animal para pactar un nuevo texto con expertos, entidades, CC.AA. y ayuntamientos

El Grupo Parlamentario Popular ha exigido hoy al Gobierno la retirada del proyecto de ley de protección, derechos y bienestar de los animales, que mantiene los errores del anteproyecto, para negociar un nuevo texto con expertos, entidades, asociaciones implicadas, CC.AA. y ayuntamientos.

De este modo, el Grupo Popular insta al Ejecutivo a abordar la regulación de esta norma “consensuando un texto con todos los sectores afectados y pactándolo con las CC.AA. y ayuntamientos competentes, asegurando que se respetan las competencias de cada administración”.

Como ya ocurrió con el anteproyecto de ley, el PP pide la retirada de un proyecto que acumula más de 6.000 alegaciones, según datos del director general de Derechos de los Animales, “una cifra que demuestra la preocupación social y económica que genera esta norma”.

A ello, se suma el informe de la Comisión Nacional de Mercados de la Competencia (CNMC), que “alerta de la intromisión que supone este proyecto en el mercado y en la libertad de los ciudadanos, así como de la falta de rigor jurídico”. “La propia CNMC reconoce la relevancia social y económica de las políticas e instrumentos orientados a garantizar el respeto a los animales, pero manifiesta dudas sobre la dificultad de identificar ciertas medidas con la finalidad protectora de los derechos de los animales”, resalta el GPP.

En este sentido, la portavoz de Agricultura del Grupo Popular, Milagros Marcos, ha señalado que el proyecto del Gobierno, “además de invadir competencias de otras administraciones y de tener un marcado sesgo ideológico, no solo no tiene en cuenta las medidas de bienestar animal y el alto grado alcanzado por estas en nuestro país, sino que las pone en riesgo”.

UN PROYECTO POPULISTA Y SIN CRITERIO CIENTÍFICO

“Todos estamos de acuerdo en que hay que impedir el maltrato y establecer medidas estrictas para evitar el abandono de los animales y asegurar su bienestar pero, una vez más, el Gobierno ha presentado un proyecto de ley populista, sin escuchar, cargado de demagogia, alejado de la realidad, totalmente cuestionado desde un punto de vista científico y que mantiene los errores del anteproyecto porque el Gobierno no ha atendido las principales alegaciones y demandas de los sectores implicados”, ha destacado.

Como ha añadido Marcos, “esta falta de rigor técnico ha llevado a profesionales, expertos, organizaciones y administraciones de todo signo político a posicionarse en contra de una norma que atenta social y económicamente contra el mundo rural, que puede llegar a poner en riesgo la salud de la población y de muchas de las especies a las que dice proteger”.

En concreto, afirma que “no hay criterio científico que establezca que esterilizar a todas las mascotas sea bienestar animal, y este proyecto exige la esterilización por ley de todos los animales de compañía”. “Tampoco hay criterio científico que sostenga que es positivo el crecimiento incontrolado de colonias felinas sino que, más bien al contrario, las voces autorizadas advierten de que esta medida puede perjudicar a la biodiversidad y llegar a poner en riesgo la salud de las personas”, ha advertido.

NI SE EXPLICA NI SE ENTIENDE

Asimismo, ha destacado que “ni se explica ni se entiende en qué puede beneficiar al bienestar animal la creación de múltiples estructuras administrativas en el Ministerio, que no se compadece con la falta de presupuesto y en las que no participan ni los expertos ni los agentes implicados”. “Tampoco se explica ni se entiende en qué beneficia al bienestar animal el intrusismo, pues esta ley crea figuras profesionales sin formación para realizar las labores que hasta hoy realizan veterinarios especializados”, ha añadido.

“Como tampoco es lógico que se obligue a los ganaderos a tener mastines para protegerse del lobo en una norma y se pongan todo tipo de condicionantes para tener mastines en la que ahora se presenta”, ha criticado.

Por todo lo anterior, la portavoz de Agricultura del PP ha subrayado que “el bienestar animal debe estar por encima de cualquier condicionamiento ideológico”, al tiempo que ha reclamado al Gobierno “que distinga entre el bienestar animal y el interés de los animalistas”

X

Política de Cookies