Hoy, durante la comparecencia del gobernador del Banco de España

Elvira Rodríguez: “Las desatinadas decisiones de política económica del Gobierno impiden recuperar el PIB previo a la pandemia”

La portavoz adjunta del Grupo Popular elogia la calidad de los estudios del Banco de España que tienen el “respeto generalizado”, aunque a la izquierda “no le gusten las críticas, porque son intolerantes y creen que están en posesión de la verdad absoluta”

 

  • Denuncia que esta vez el Gobierno “se ha pasado de frenada” cuando el ministro Escrivá se ha permitido poner “en tela de juicio la capacitación técnica de sus servicios de análisis porque se hace en el informe una elegante advertencia sobre la sostenibilidad de las pensiones públicas”

 

  • Argumenta que aunque estaba claro que al “profundo derrumbe de nuestra economía en 2020 le seguiría un rebote por pura inercia”, no se esperaba que “las decisiones de política económica y el escaso impulso de los fondos de recuperación, impidieran recuperar los niveles previos a la pandemia y alinearnos con nuestros vecinos y socios europeos”

 

  • Califica de “descorazonador” que al día siguiente de enviar la actualización del programa de Estabilidad enviado a Bruselas con un crecimiento del 4.3%, la Comisión estuviera ya estimando que nuestro crecimiento para este año se quedaría en el 4%, casi un 10% menos · “¿Qué efectos puede tener sobre nuestra confianza país, para nuestra credibilidad y la de nuestras Instituciones este baile de cifras?”, pregunta a Hernández de Cos

 

  • “No vamos a alcanzar los niveles prepandemia hasta finales del año que viene, con lo que esto supone de empobrecimiento generalizado del país y del incremento de la brecha entre el PIB per cápita español y el de la UE”, lamenta

 

  • Reconoce que la economía se ha visto afectada por el panorama internacional, pero argumenta que “las políticas económicas no son neutrales y pueden resolver problemas que nos acompañan desde hace tiempo o no influir para solucionarlos o, incluso, empeorar la situación”

 

  • Destaca que España se enfrenta a un Gobierno “que cree, y lo dice, que el gasto público es bueno per se. Que si se necesita se financia con subida de impuestos, sea cual sea su efecto sobre la economía, y que la deuda no importa porque si hace falta que se convierta en perpetua o se perdone”

 

  • Pregunta al Gobernador sobre el incremento del gasto estructural de las Administraciones Públicas y si hay riesgo de que muchas de las políticas coyunturales que se han establecido para paliar los efectos de la pandemia y apoyar a los damnificados por la crisis se conviertan en estructurales

 

  • Reflexiona sobre el elevado importe de nuestra deuda soberana y cómo le afectará un escenario de subida de tipos a corto plazo y un incremento de la prima de riesgo; y si discriminará negativamente a los países con más desequilibrios fiscales. “¿Puede afectar negativamente a nuestra situación fiscal de forma significativa?”, cuestiona al Gobernador

 

  • Califica de “desilusionantes” los datos que se van conociendo año y medio después de la ejecución de fondos europeos. “Son desilusionantes. El esfuerzo que ha realizado Europa mutualizando deuda y aprobando un Fondo extraordinario de 750.000 millones de euros no puede desaprovecharse”, enfatiza

 

  • Pregunta al Gobernador si coincide con la Airef en que la deuda iniciará una senda ascendente a partir del año 2025 si el déficit estructural del 4% no se reduce y qué medidas habría que tomar para que esto no suceda

 

  • Agradece al Banco de España la insistencia en proponer un plan de consolidación fiscal plurianual, que también destaca la Comisión Europea en las recomendaciones del semestre y lamenta que el Gobierno no acepte el Plan económico del Partido Popular que las incluye a través de la racionalización del gasto público
X

Política de Cookies