Hoy, durante la interpelación del GPP a la vicepresidenta tercera en el Pleno del Congreso

Requena confronta el proyecto de país del PP en materia energética con el caos, la indolencia y el sectarismo del Gobierno

El portavoz de Energía del GPP, Juan Diego Requena, enumera “las soluciones a corto, medio y largo plazo” del PP para corregir el caos en los mercados energéticos, al tiempo que responsabiliza al Gobierno de una pésima gestión por cruzarse de brazos y no bajar los impuestos

Pide al Gobierno de Sánchez que tome como ejemplo el modelo andaluz, que mantiene y mejora los servicios públicos, bajando impuestos y recaudando más

Entre las soluciones estructurales, el PP plantea la modificación del plan nacional de energía para dar “más robustez” al mix de generación, de modo que el gas no sea la única tecnología de respaldo

En materia fiscal, exige al Gobierno que baje el IVA del gas, la electricidad y de los combustibles “para no asfixiar a los ciudadanos”. “Sus recaudaciones de récord, casi confiscatorias, están muy por encima de las que ustedes mismos preveían”, reprocha a Ribera

En cuanto a las soluciones estratégicas, propone “alargar la vida útil de las centrales nucleares, la reapertura del gaseoducto Magreb-Europa, avanzar las interconexiones con Francia, convertir a España en un hub del gas para Europa y avanzar en el desarrollo de gases renovables y verdes”

Asegura que la guerra en Ucrania ha agravado la crisis, pero culpa al Ejecutivo de no bajar los impuestos vinculados a la energía, lo que ha supuesto “una recaudación de 11.500 millones más que el pasado año; 544 millones más que en 2019; 3.240 millones más que en 2018; 11.831 más que en 2017 y 13.300 millones más que en 2016”

Replica a Ribera que la excepción ibérica es también la excepción noruega, finlandesa, austríaca o belga, pues “cualquiera que lo solicite podrá limitar el precio del gas”. “¿Por qué nos mienten en algo tan sencillo como esto? ¿No cree que autoengañarse una vez más es el camino más directo para el fracaso?”, le pregunta

Advierte a la vicepresidenta de las consecuencias de limitar el gas a largo plazo. “En el corto podemos estar financiando la luz a Francia en un importe calculado de 1.000 millones de euros”, explica

Pregunta a Ribera si da ya por perdida la reapertura del gaseoducto del Magreb, le recuerda que la dependencia del gas ruso y las tensiones alcistas de los mercados serían menores con más reservas estratégicas y le recrimina su “mala decisión” de hacer de Rusia un proveedor principal para nuestro país

Subraya que el retraso en las interconexiones es responsabilidad exclusiva del Gobierno, que las ha excluido de la lista de proyectos PCI porque considera que no sirven para convertir a España en un hub europeo

También le afea su afán intervencionista en el mercado energético, al tiempo que recalca que “todas las medidas que está tomando el Gobierno van en sentido contrario a lo que Europa recomienda”. “El Gobierno está haciendo de España un mal país para invertir en renovables y esa crisis que está generando tendrá consecuencias desastrosas para nuestro futuro”, recalca

Echa en cara a Ribera su indolencia, su sectarismo ideológico y su persistencia en el fracaso. “Ser un buen gestor es también saber llegar a acuerdos y a pactos, pero ustedes rechazan todo lo que no sea una adhesión a sus principios y así no se solucionan las cosas, ni se sale de la crisis”, recalca

Añade que la actual crisis energética es “una crisis de sectarismo ideológico, de gasto desorbitado, de torpeza legislativa y de mucha falta de sentido común del presidente del Gobierno y sus ministros”. “El suyo no es un camino de incertidumbre ni de estabilidad, sino de crisis y ansiedad”, enfatiza

Denuncia que el presidente del Gobierno lleva por el mundo los errores y el dogmatismo del Ejecutivo en materia energética, “convirtiéndonos en unos parias internacionales”. “Se evidencia con Pedro Sánchez infantilizado y amenazando en Europa con vetar las conclusiones del Consejo Europeo si no se le hace caso”, concluye

X

Política de Cookies