Presentada una Proposición no de Ley en el Congreso de los Diputados

El GPP apremia al Gobierno a dar soluciones que garanticen la estabilidad del sector lácteo

El Grupo Parlamentario Popular ha instado al Gobierno, a través de una Proposición no de Ley presentada en el Congreso de los Diputados, a dar soluciones urgentes a la situación insostenible del sector lácteo, de manera que garanticen su estabilidad.

Concretamente, el Grupo Popular ha reclamado al Ejecutivo que adopte las medidas necesarias para que los contratos entre productores de leche e industrias lácteas aseguren el equilibrio y la existencia de beneficios a todos y cada uno de los eslabones de la cadena, con un impacto asumible por el consumidor.

En la exposición de motivos de dicha iniciativa, el GPP señala que una de las primeras consecuencias de la aplicación por parte del Gobierno de la modificación de la ley de la cadena agroalimentaria son los problemas para alcanzar acuerdos admisibles sobre los precios manifestados por los productores de leche, inmersos en el proceso de negociación de sus contratos de venta de 2022.

El GPP ya auguró que la aplicación de esta ley iba a conllevar un aumento de la conflictividad y un enfrentamiento en las relaciones comerciales, eliminando el acuerdo y la colaboración en que se basaba la ley de 2013, así como la falta de una referencia clara para determinar los costes de producción tal y como proponía el PP.

En dicha iniciativa, el GPP subraya que la pasividad del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que sigue la estrategia de no asumir la ineficacia de sus propuestas y de eludir responsabilidades en la defensa y armonía de los diferentes elementos de la cadena agroalimentario, ha provocado el anuncio de movilizaciones y otros tipos de actuaciones por parte de los productores.

Como destaca el Grupo Popular, “una vez más, y como medida de urgencia, el Gobierno propone medidas para distraer la atención, como la modificación de la actual norma que regula los contratos en el sector lácteo en la que se propone una revisión de los contratos si se constata un incremento de los costes de producción”. “Parecen no darse cuenta de que el verdadero riesgo es que no exista acuerdo y que deben dar respuesta a la subida de los costes de producción, que está dejando a los ganaderos totalmente fuera de los mercados”, advierte el GPP. “El Gobierno recauda y sube impuestos mientras los ganaderos se quedan sin margen de beneficio”, lamenta.

X

Política de Cookies