Hoy, en el Pleno del Congreso

Pablo Hispán señala que el cese del secretario de Estado de la UE a las puertas de una Presidencia europea supone un nuevo bandazo en Exteriores: “A falta de ideas, confeti y serpentinas”

El portavoz adjunto del GPP afirma que “desde el mes de junio de 2018 la política exterior española carece de rumbo y dirección”. “Cuatro ministros en tres años, con cambios permanentes en todos los niveles de la Administración”, detalla

 

  • Advierte de que con dicho cese, “el ministro Albares da un nuevo bandazo demostrando que con Sánchez lo peor siempre está por llegar”. “Si hoy los fondos europeos se pudren en los cajones por su incapacidad de gestionarlos, este cese anticipa que la Presidencia europea solo pretende ser una campaña electoral sin ningún contenido político para el futuro de Europa”, lamenta

 

  • Subraya que el puesto de secretario de Estado de la UE es “un puesto especialmente relevante porque Europa es nuestro principal ámbito de acción exterior y estamos a las puertas de una Presidencia de la UE”

 

  • También le reprocha al Ejecutivo de Sánchez “su nulo interés y su olvido por América Latina, como refleja la situación empantanada del acuerdo UE-Mercosur”

 

  • Añade que “el hecho de que suprimiesen incluso la Secretaría de Estado para Iberoamérica refleja la carencia total de una política de Estado para unos países a los que nos unen fuertes vínculos históricos y culturales y no pocos intereses económicos”

 

  • Critica que “el auténtico ministro de Exteriores de Sánchez para América Latina ha sido el expresidente Zapatero, un experto en blanquear a todo tipo de dictaduras, especialmente la venezolana”

 

  • Lamenta que, por ello, en EE.UU. nos ven como defensores de dictaduras. “No les puede extrañar que Biden solo le diese 30 segundos en un pasillo al presidente Sánchez”, subraya

 

  • Destaca que “España cuenta con dos instrumentos muy potentes en su política hacia Iberoamérica: su condición de miembro observador de la Alianza del Pacífico, a la que accedió gracias al Gobierno del PP en 2012 pero, sobre todo, el mecanismo de las cumbres iberoamericanas”

 

  • Añade que la primera de esas cumbres, en México, fue “uno de los grandes hitos de nuestra política exterior y es un motivo más para reconocer la excepcional figura del rey emérito Juan Carlos, verdadero impulsor de este logro histórico”

 

  • A este respecto, advierte al resto de grupos parlamentarios de que “no se necesitan nuevas instituciones, sino apoyar decididamente las existentes”. “En estos tiempos en los que se cuestiona lo que hemos hecho desde la Transición, comprometámonos con todo aquello que juntos hemos hecho bien y de lo que nos podemos sentir orgullosos. Eso sí que es creer en España”, concluye
X

Política de Cookies