En la Comisión de Derechos Sociales del Congreso

El GPP considera “una vergüenza” que el PSOE y sus socios rechacen agilizar el proceso para que las familias en pobreza energética puedan cobrar el bono social térmico de 2020

La portavoz de Derechos Sociales del GPP, Alicia García, ha defendido hoy una Proposición no de Ley relativa a proceder al pago directo de las ayudas en concepto de Bono Social Térmico, que ha sido rechazada por los votos del PSOE, Unidas Podemos y sus socios

Subraya que todavía el Gobierno no ha aprobado la resolución del año 2020 para pagar a las Comunidades Autónomas y que estas transfieran el bono a las familias. “El Gobierno a estas alturas del año y con la que está cayendo, en forma de subida del precio de la luz y de productos básicos, no ha hecho los deberes”, denuncia García, quien señala que “el Ejecutivo no ha destinado ni un euro para el pago de esta ayuda y ni tan siquiera ha facilitado a las CC.AA. el listado de los beneficiarios a 31 de diciembre de 2020”

Destaca que “el Gobierno debe a 1.300.00 familias más de 100 millones de euros correspondientes al bono social térmico de 2020”, que se destina a paliar la pobreza energética

Explica que el pago de las ayudas está encomendada a las Comunidades Autónomas, por lo que exige al Gobierno que regule el procedimiento para que las CC. AA. puedan acceder a los listados de los beneficiarios, ya que han pedido información al Gobierno pero el Ejecutivo calla

“El Gobierno es el único responsable de este impago, que deja en la estacada a 1.300.000 familias en pobreza severa que tienen derecho a esta ayuda”, asevera

Señala que según el último estudio elaborado por la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia hay en estos momentos, al menos, 1.293.836 hogares en situación de pobreza energética

Resalta que “según Cáritas hay 11 millones de personas en riesgo de exclusión social -2,5 más que en 2018- y hay seis millones de personas en España en situación de pobreza severa –dos más que hace tres años-“

X

Política de Cookies