En una PNL registrada en el Congreso que defiende la fiesta nacional

El GPP insta al Gobierno a que el 12 de octubre abra las puertas de las embajadas en Iberoamérica a todos los demócratas, incluidos los perseguidos o amenazados

Afirma que los populismos que en América amenazan las libertades quieren romper el vínculo histórico y cultural con España

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una Proposición no de Ley en el Congreso en la que insta al Gobierno a “invitar el 12 de octubre a la recepción que organizan las embajadas de España en Iberoamérica a todos los representantes de la sociedad civil y de la política que defienden la causa de la libertad y la democracia, especialmente a los que están siendo perseguidos o amenazados”.

En la exposición de motivos de la iniciativa, suscrita por la portavoz del GPP, Cuca Gamarra, junto con el portavoz adjunto coordinador de Exteriores, Pablo Hispán, se destaca que las Leyes de Indias protegían a los más débiles, especialmente a los indígenas, y que debemos sentirnos orgullosos de lo que hicimos durante esos siglos. También se subraya que los populismos que en América amenazan las libertades quieren romper el vínculo histórico y cultural con España.

La Proposición considera que el 12 de octubre es el día de nuestra fiesta nacional, un día que recuerda uno de los acontecimientos por los que España es una de las naciones imprescindibles en la historia universal. El 12 de octubre de 1492 se produjo el encuentro de dos mundos, un hecho fruto del espíritu emprendedor de una monarquía y de un país con una profunda vocación exterior. El 12 de octubre fue la continuación de una trayectoria que se puso en marcha con la consolidación de la unidad nacional y que tuvo en la gramática de Nebrija otro de los elementos de relevancia.

Añade que, a partir de ese momento, en una gesta en la que participaron españoles de toda condición, España se trasplantó a América. América nunca fue colonia, el Nuevo Mundo fue una extensión de nuestra nación a las que dimos nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra religión. También nuestras Leyes. Las Leyes de Indias reflejaron una concepción de los hombres y mujeres que igualaban a todos los habitantes de esas tierras y protegían a los más débiles, especialmente a los indígenas. “Ninguna obra humana es perfecta, pero los españoles tenemos el legítimo derecho a sentirnos orgullosos de qué hicimos durante esos tres siglos”, explica la Proposición.

MUCHOS NOS DENOMINAN LA MADRE PATRIA

Asimismo, se recuerda que la Constitución de 1812 fue la carta fundadora de las libertades a ambos lados del Atlántico, y que la independencia de esas tierras fue el punto de partida de nuevas naciones con las que España quiso siempre tener una relación fraternal, de igual a igual. De hecho, muchos de ellos denominan a nuestra nación la madre patria.

También se insiste en que hoy, los populismos que en América amenazan las libertades, quieren romper el vínculo histórico y cultural con España. “Por esta razón, es más urgente que nunca el apoyo y el respaldo a todos los que defienden las libertades en América Latina”.

Por ello se indica que desde hace más de un siglo España celebra el 12 de octubre su fiesta nacional y que, entre los acontecimientos que se organizan, nuestras embajadas invitan a la comunidad española en esos países, también a las personalidades relevantes de esas naciones.

“Este hecho es una oportunidad para mostrar los valores y principios de la sociedad española. Por esta razón, las embajadas de España en América Latina deben abrirse a todos los demócratas, muy especialmente en países como Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia o Perú donde los demócratas están siendo perseguidos o amenazados”, concluye.

X

Política de Cookies