Registrada la solicitud de comparecencia en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital de la Cámara Baja

El GPP pide que la vicepresidenta Calviño explique en el Congreso cómo puede mantener el cuadro macroeconómico para 2022 con los datos publicados por el INE

Destaca que el INE ha certificado que la economía española solo ha crecido un 0,5% en el primer semestre cuando la
vicepresidenta aseguró, tan solo 48 horas antes, que lo había hecho en un 2,4. Esto hace prácticamente imposible cumplir el objetivo del 6,5 para este año

Recuerda que no es la primera vez que la realidad supera a las previsiones de la vicepresidenta, como sucedió cuatro mese después de aprobarse los Presupuestos o cuando afirmó que el impacto de la Covid-19 en España sería transitorio y poco
significativo

Advierte de que si la vicepresidente vuelve a engañar a sus antiguos compañeros de Bruselas, para cuadrar a martillazos
los próximos PGE, lo que está en juego no es su credibilidad, es la de España

El Grupo Parlamentario Popular ha registrado la petición de comparecencia de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, para que explique, en la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados, cómo puede mantener el cuadro macroeconómico para 2022 a la luz de los datos de crecimiento
confirmados por el INE el pasado 23 de septiembre.

En este sentido, el GPP recuerda que el INE actualizó los datos de crecimiento trimestral del PIB con una inédita revisión a la baja del segundo trimestre (de 2,8% a 1,1%) que, unida a la revisión del primer trimestre (de -0,4% a -0,6%), reducen
el crecimiento económico en la primera mitad del año del 2,4% al 0,5%, haciendo prácticamente imposible cumplir el objetivo de crecimiento del 6,5% para el conjunto del año que había ratificado solo dos días antes la propia vicepresidenta
primera como parte del cuadro macroeconómico que debe servir de base para los Presupuestos Generales del Estado 2022.

Para el GPP, la revisión del crecimiento económico previsto para este año que se vio obligada a hacer la vicepresidenta Calviño tan sólo 4 meses después de aprobarse los Presupuestos, desde el 9,8% de diciembre de 2020 hasta el 6,5%, era un ridículo difícilmente superable, ya que 3,3 puntos porcentuales es más de lo que crece nuestra economía en un año muy bueno de un ciclo expansivo.

Sin embargo, esta semana se ha superado al ratificar el martes el cuadro macroeconómico con un crecimiento del 6,5%, diciendo que el crecimiento en el segundo y tercer trimestre han sido mejor de lo esperado por el tirón del consumo, y 48 horas después, los datos del INE, dependiente de la propia vicepresidenta, rebajaron el crecimiento tanto del primer trimestre (de -0,4% a -0,6%) como del segundo trimestre (del 2,8% al 1,1% trimestral). ¿De verdad la vicepresidenta
Calviño no conocía esta información?

Estas erróneas previsiones se suman a otras cometidas por la vicepresidenta Calviño, como cuando en marzo de 2020 afirmó que “el impacto económico del coronavirus sería transitorio y poco significativo”.

Por ello, es preciso que la vicepresidenta aclare si está en condiciones de mantener hoy el cuadro macroeconómico que ratificó el martes pasado o le da igual volver a engañar a sus antiguos compañeros de Bruselas para cuadrar a martillazos los próximos PGE y que Sánchez siga en La Moncloa. Está en juego la credibilidad de España, la cuarta economía del euro.

X

Política de Cookies