Hoy, en el Pleno del Congreso

Macarena Montesinos: “La ley de concordia del PP desmantelará la ley frentista de Sánchez, que quiere crear una memoria colectiva al gusto del Gobierno más radical”

La portavoz adjunta del GPP Macarena Montesinos afirma que cuando el PP gobierne aprobará una ley de concordia que dejará sin efecto las mal llamadas leyes de memoria histórica de Sánchez, “para reivindicar la Transición y la reconciliación entre españoles, abandonar la propaganda que busca dividir y ayudar de verdad a las familias a encontrar los restos de sus seres queridos”

 

  • Insta al Gobierno “a desistir de sus pretensiones totalitarias con un despropósito jurídico e histórico que no repara nada, sino que busca destruir nuestro legado de concordia”. “Hay un enorme abismo entre quienes hicieron posible la Transición y quienes ahora nos gobiernan”, añade

 

  • Frente al reencuentro y al perdón que logró “una generación ejemplar” tras décadas de resentimiento político y de odio, denuncia que “el proyecto del Gobierno persigue la tracción de los extremos para provocar la ruptura”

 

  • “Rezuma el oscuro deseo de dinamitar el ejemplar proceso de concordia y reconciliación que supuso la Transición”, manifiesta sobre “una ley inoportuna que mira al pasado, relega el presente y condiciona un futuro de frentes y bandos que divide a los españoles en buenos y malos”

 

  • Lamenta que dicho proyecto tiene por “único fin reescribir nuestra historia reciente para ponerla al servicio de Sánchez, aún a costa de remover los sentimientos más dolorosos para construir una memoria colectiva a su gusto”

 

  • Denuncia que el Gobierno, que es incapaz de resolver los problemas de los españoles, quiere agitar el espíritu del guerracivilismo, reabriendo heridas y removiendo sufrimientos pasados, llamando al enfrentamiento, buscando la perpetuación de una guerra y tratando de imponer su relato ideológico

 

  • Subraya que “la historia emparejará a Sánchez con su admirado presidente Zapatero como los presidentes más nocivos de nuestra democracia”

 

  • Exige al Ejecutivo que resuelva el problema de las fosas, pero sin utilizarlo como fuente de financiación para entidades relacionadas con su partido y sindicatos de izquierda, al tiempo que ve “inaceptable” que 14 años después se desconozca el número de víctimas exhumadas y la memoria de impacto presupuestario

 

  • Remarca que “nunca antes un Gobierno había despreciado el legado de nuestros padres y abuelos, su reconciliación, su perdón y su abrazo para construir un país en paz y concordia”
X

Política de Cookies