En el debate en Pleno de una Interpelación del GPP sobre política exterior

Valentina Martínez defiende la integridad territorial dentro y fuera de España y afirma que “la pasividad y los errores de principiante del Gobierno han propiciado una crisis con Rabat de principal orden”

La portavoz de Exteriores del GPP, Valentina Martínez, subraya que la política exterior española “atraviesa uno de los peores momentos de su historia” y reclama al Ejecutivo “un acto de humildad” y una rectificación porque “los errores tienen consecuencias y, a veces, consecuencias muy graves”

Afirma que la crisis con Marruecos “era manifiestamente evitable” y señala que “la combinación de pasividad y errores de principiante ha propiciado una crisis diplomática de principal orden con nuestro principal socio y han acrecentado la desconfianza”

Censura que el Gobierno no haya sido capaz de anticipar la crisis con Marruecos, que ha acrecentado la desconfianza con nuestro principal socio, y recuerda que el Grupo Popular le ha pedido explicaciones hasta en cuatro ocasiones, desde el mes de diciembre, sobre la cancelación de las reuniones de alto nivel que debían haberse llevado a cabo desde entonces

Destaca que el Gobierno cuenta con todo el apoyo del PP en defensa de la soberanía nacional y de la integridad territorial, dentro y fuera de nuestras fronteras, y remarca que “los errores” del Gobierno en la crisis con Marruecos “no justifican, en absoluto, una reacción marroquí tan desproporcionada como inhumana, y ante la que cuentan con todo nuestro apoyo para responder con la
firmeza que exige la situación”

“Lecciones de lealtad al PP, ni una”, afirma Martínez, quien remarca que “para tener lealtad hay que tener principios y los del Gobierno son los de Groucho Marx”. “¿Sabe que es ser desleal?”, pregunta Valentina Martínez, quien considera que “ser desleal es el ocultismo del Gobierno con el que toma decisiones que afectan gravemente a las relaciones de España con sus tres principales ejes de acción de exterior: la UE, EE.UU. y América Latina”

Lamenta que el Gobierno, una vez más, haya despreciado la mano tendida del PP y haya preferido criticar al principal partido de la oposición para no tener que entrar en el fondo de la cuestión

Subraya que la integridad territorial es innegociable y que esto mismo fue lo que el PP le reclamó en la negociación del Brexit sobre Gibraltar. “Firmeza en la defensa de nuestros intereses, pero usted mantuvo una reunión bilateral con Gibraltar y elevó a su alcalde a un rango que no le corresponde”, recuerda a Laya

“¿Por qué no gestionó la situación de manera profesional, informando a Marruecos y contando con la oposición?”, le pregunta a Laya. “¿No se ha dado cuenta que en democracias abiertas, y pese a las reticencias del Gobierno con la transparencia, las cosas se acaban sabiendo? ¿Qué extraña pulsión les incita a engañar a todos permanentemente?”

Subraya que “fue un error que el Ejecutivo rompiera la tradición de que el primer viaje oficial del presidente del Gobierno sea a Rabat, que parte de su Gobierno se manifestara a favor de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara y fue un error también introducir en España al líder del Polisario, registrarlo en un hospital con identidad falsa y sin informar previamente a Marruecos”

“¿Cómo llega a la conclusión de que era una buena idea aceptar la entrada en territorio español del líder del Polisario con documentación falsa y sin informar a Marruecos? ¿Sabía que actuaba al margen de los procesos judiciales penales abiertos en España, es decir, a espaldas de nuestro propio poder judicial?”

Destaca la magnífica actuación del presidente de Ceuta y de los ceutíes

Reprocha al Gobierno que haya conseguido dejar tocados, cuando no hundidos, los tres ejes fundamentales en la acción exterior de España: la UE; la relación transatlántica con EEUU y Latinoamérica; y el norte de África y el Mediterráneo

Acusa al Gobierno de haber dilapidado el prestigio de España en Europa. “Con una política exterior sin rumbo y plagada de contradicciones van a acabar con el justo prestigio que la integración europea tiene en España”, advierte

Afirma que el Gobierno ejerce “una diplomacia débil, que no es fiable, incapaz de proyectar influencia para defender intereses y valores constitucionales”. “No han sido ustedes capaces de sacar adelante el nombramiento de Calviño como presidenta del Eurogrupo, tampoco la del señor Duque para la agencia Espacial y ni siquiera el suyo propio para la Organización Mundial del Comercio”, añade

Explica que en las conclusiones del Consejo Europeo, el Gobierno tampoco fue capaz de incluir una mención a Marruecos tras lo ocurrido en Ceuta, cuando otros Gobiernos sí consiguieron introducir condenas a Bielorrusia o su preocupación con Mali

Lamenta que no se ha producido “ni un solo contacto entre el presidente Biden y Sánchez” y que, en cambio el presidente norteamericano sí ha contactado con más de 30 dirigentes. “Es más, EEUU sigue sin nombrar embajador en España”, subraya

Reclama al Gobierno una verdadera estrategia de política exterior: “Hay que elaborar un Plan porque nunca ocurre lo imprevisto, sino lo no pensado. Así que párense a pensar

X

Política de Cookies