Hoy, en su pregunta a la ministra Celaá en la sesión de control

Pedro Navarro acusa al Gobierno de cerrar las puertas del Parlamento a la comunidad educativa e impulsar una Ley de educación sin diálogo y a espaldas de la sociedad civil

El diputado del GPP, Pedro Navarro, reprocha a los partidos del Ejecutivo su rechazo en el Congreso a las comparecencias de la comunidad educativa sobre la Ley Celaá, e insta a la ministra de Educación a explicar por qué temen tanto al Parlamento

Señala que en el Parlamento es donde debe escucharse la voz de la sociedad civil, “porque para unir hay que escuchar a la gente”, y advierte de que “la Ley Celaá será recordada como el Decretazo Celaá”

A la ministra de Educación: “Igual que pedimos a Sánchez que no imponga un estado de alarma de seis meses con manga ancha sin control, a usted también le exigimos respeto y sensibilidad con la sociedad civil”

Reprocha a Celaá que aprovechara el primer estado de alarma para presentar su reforma educativa sin acuerdo, y le advierte de que los españoles no entenderán un segundo estado de alarma “con otra ley de educación más sin consenso y, por primera vez en la historia, sin diálogo con la comunidad educativa”

Rechaza una Ley que es en realidad “una contrarreforma ideológica, no pedagógica, que ataca la libertad individual, la libertad de elección, a la escuela concertada y también a la especial y que huye, además, del diálogo con los expertos, igual que Sánchez huye del control parlamentario”

Subraya que la Ley Celaá no le gusta a nadie: “Ni a los centros, ni a los profesores, ni a las familias y, por no gustar, no le gusta ni a UGT ni a CCOO, que le critican que adopte medidas que afectan a la educación especial sin ningún tipo de negociación, ni tampoco a los suyos”, como evidencian las más de 150 enmiendas presentadas por PSOE y Podemos

X

Política de Cookies