En la Comisión de Seguridad Vial del Congreso

Gamazo lamenta que el Gobierno y sus socios rechacen reducir a 30 minutos el tiempo total de los exámenes de tráfico para el permiso de motos, como pide el PP

El portavoz de Seguridad Vial del GPP, Óscar Gamazo, defiende una Proposición no de Ley que pide que la duración de los exámenes de tráfico para motos pasen de 35 a 30 minutos porque los examinados acuden provistos con su propia equipación, no necesitando tiempo para cambiarse, lo que permitiría que las autoescuelas presenten a dos alumnos en cada turno.

También se insta al Gobierno a optimizar al máximo los recursos humanos y materiales del organismo autónomo de la Jefatura Central de Tráfico, especialmente las aulas de examen de las Jefaturas de Tráfico como la de Tarragona y Segovia, para aumentar el aforo de los examinandos convocados en las pruebas teóricas garantizando siempre la distancia de seguridad de 2 metros y la salud de los ciudadanos.

Además pide no suspender la celebración de las pruebas para la obtención del permiso y licencia de conducir ningún día laborable en ninguna Jefatura Provincial y Local de Tráfico mientras dure la crisis sanitaria y sus consecuencias al haber comprobado la DGT según sus datos de 2020 que mantener los exámenes en agosto dinamiza los mismos.

Denuncia que la medida estrella del Gobierno de examinar de tráfico en agosto fue “una fake, ampliamente criticada por el sector”, ya que no se cumplió.

Destaca la “oposición responsable y constructiva del PP”, que presenta una iniciativa para “optimizar la gestión de los recursos públicos en aras al interés general y dignificar el servicio público de exámenes”.

“El retorno a la normalidad en el sector de las autoescuelas requería la renovación inmediata de los exámenes de tráfico, ya que sin las pruebas de aptitud práctica no se reactivarían en las autoescuelas las clases prácticas preparatorias que son su actividad esencial provocando con ello la ruina del sector y la pérdida de miles de empleos”, explica.

“El colapso del servicio de exámenes por la ineficaz gestión del Gobierno está provocando la misma ruina del sector”, denuncia Gamazo, quien añade que “el resultado de esa gestión con respecto al colapso de los exámenes de conducir, así como sus inaceptables consecuencias, tanto para los ciudadanos como para el sector de las autoescuelas, explicitan la incapacidad del Gobierno para utilizar al máximo la gestión administrativa”.

Recuerda que “el anterior Gobierno del PP dignificó el puesto de examinador de tráfico con la creación de la especialidad de tráfico y el aumento de su remuneración vía la promoción interna con el paso del subgrupo C2 al C1, lo que supuso un incremento retributivo de más de 1.536 euros, además del complemento específico aprobado en los últimos Presupuestos con el voto en contra del PSOE y sus socios”.

X

Política de Cookies