Durante el debate del Real Decreto-ley 18/2018, de 8 de noviembre, sobre medidas urgentes en materia de carreteras en el Pleno del Congreso

El PP denuncia que el Gobierno abre la puerta a cobrar peajes en todas las autopistas

Miguel Barrachina explica que el Decreto da “rango legal al cobro de peajes por parte de la sociedad pública al asumir la explotación de las radiales y de las autopistas ya amortizadas”

  • Recuerda que “si este mes se libera de peaje la autopista entre Burgos y Álava es porque, tras 40 años prorrogando las concesiones, el Gobierno del PP decidió no prorrogar ninguna concesión más”

  • Lamenta el nuevo Real Decreto-ley del Gobierno, el decimoquinto del Ejecutivo de Sánchez frente a los tres del Gobierno del PP en 2018, “es en lo único que va a ganar el Ejecutivo del PSOE al del Partido Popular”

El portavoz de Fomento del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Barrachina, ha asegurado que, con el Real Decreto-ley 18/2018, de 8 de noviembre, sobre medidas urgentes en materia de carreteras, el Gobierno “abre la puerta a cobrar peajes en cualquier autopista de España”.

Para ello, ha explicado el portavoz popular, “el Ejecutivo pretende reformar la Ley de Carreteras para dar rango legal al cobro de peajes por parte de la sociedad pública al asumir la explotación tanto de las nueve radiales, como de las cinco autopistas que revertirán tras 40 años pagando peaje y que desde este mes y en los años próximos beneficiaría a las provincias de Alava, Alicante, Valencia, Castellón, Tarragona, Barcelona, Girona, Lleida, Sevilla, Cádiz y Zaragoza”.

Aunque se empiecen a liberar las autopistas de peaje, los ciudadanos saben que el Gobierno va a poder cobrarles por el uso de las mismas porque, como ha subrayado “el crédito que tiene el Ejecutivo para los ciudadanos es el mismo que tiene para el FMI, la Comisión Europea o la OCDE, ninguno”.

Por ello, ha asegurado Miguel Barrachina, “el PP va a votar que no a este Real Decreto-ley”. “La credibilidad del Gobierno es ninguna y estamos en contra de la guerra contra el vehículo privado del Ejecutivo del PSOE, que será lo único que va a cumplir cuando sentenciaron que el diésel tenía los días contados”, ha aseverado.

Para el portavoz popular, “declararle la guerra al coche privado, cuando España es uno de los mayores fabricantes mundiales, es como declararle la guerra al turismo, por la importancia de ambos sectores en España”. “Estamos a favor de que se contamine menos, por eso con los planes del Gobierno del PP, Rajoy permitió renovar 1.200.000 coches antiguos, voluntariamente, con las ayudas personales de 1.500 euros del Plan Pive, pero estamos en contra de la vehículofobia del Ejecutivo del PSOE, que amenaza con subir el diésel, poner peajes y cerrar las grandes ciudades al coche particular, y ya se están cerrando con paros parciales fábricas de Valencia, Madrid, Barcelona o Vigo por fabricar coches mucho más ecológicos que los de hace 20 años”, ha afirmado.

En este sentido, Miguel Barrachina ha reclamado al Gobierno del PSOE que “haga lo que hizo el Ejecutivo del PP, dé ayudas, en vez de imponer 670 millones de euros anuales a los ciudadanos por la subida del diésel y cerrar las ciudades a aquellos que tienen furgoneta o coche de trabajo”.

Durante el debate de esta iniciativa legislativa en el Pleno del Congreso, el portavoz del GPP ha recordado que “si este mes se libera de peaje la autopistas entre Burgos y Álava es porque ha habido un Gobierno, el del PP, que decidió no prorrogar ninguna concesión, tras 40 años de Ejecutivos prorrogándolos”.

Por último, Miguel Barrachina ha lamentado el continuo recurso del Gobierno a los Reales Decretos leyes. “Este es el decimoctavo Real Decreto de este año, quince de la era Pedro Sánchez frente a los tres que aprobó el Ejecutivo del PP hasta junio”, ha afirmado el portavoz del GPP, quien ha concluido que “esto será en lo único que gane el Gobierno del PSOE al del PP”.

X

Política de Cookies