En el Pleno del Congreso

El PP defiende el derecho de los padres a elegir centro y tipo de educación para sus hijos

Miguel Lorenzo aboga por “una oferta educativa plural donde las redes de la escuela pública y concertada sean complementarias”

  • Afea al PSOE su plante en la Subcomisión, que dio al traste con el trabajo parlamentario de más de un año en aras a un Pacto educativo: “Algún día tendrán que explicar su decisión partidista y personalista a la comunidad, a las familias y a los docentes”

El diputado del GPP, Miguel Lorenzo, ha propuesto este martes en el Pleno del Congreso que se brinde apoyo al derecho de los padres a elegir libremente el tipo de educación y el centro escolar para sus hijos.

En su intervención en el Pleno del Congreso con motivo del debate de una iniciativa del GPP relativa a garantizar la libertad de las familias para elegir el tipo de educación y el centro educativo que quieren para sus hijos, el dirigente popular ha llamado al Gobierno a “garantizar y ampliar las libertades educativas consagradas en la Constitución, mediante un desarrollo armónico del derecho a la educación y a la libertad de enseñanza”.

De este modo, Lorenzo ha pedido que se mantenga la demanda social contemplada ya en la LOMCE como factor determinante en el momento de la programación general de la enseñanza, promoviendo una oferta educativa plural en redes complementarias. “¿Qué les asusta de la demanda social? ¿Por qué dan la espalda a la voz de los padres a la hora de elegir la educación que quieren para sus hijos?”, ha preguntado a la bancada socialista.

Lorenzo ha remarcado así la necesidad de adecuar el modelo de financiación de la escuela pública y de la concertada con el fin de garantizar el acceso a la misma de todas las familias en condiciones de igualdad.

De igual modo, ha planteado la defensa tanto de la red de escuela pública como de la red de centros concertados “como garantes de la existencia de dicha oferta plural y complementaria”, dotando a todos los centros, públicos y concertados, de los recursos necesarios, puesto que “solo teniendo diversas opciones entre las que elegir se puede hacer una elección libre”.

Otras de las medidas que completan la propuesta del PP, según ha ido desgranando el propio Lorenzo a lo largo de su intervención, son: “Promover y respaldar la autonomía organizativa y pedagógica de los centros para desarrollar proyectos educativos de calidad; garantizar la existencia, gratuidad y calidad de los centros de educación especial, tanto en la pública como en la concertada; potenciar zonas únicas de escolarización en el proceso de admisión de alumnos; y seguir trabajando en la mesa sectorial de la enseñanza concertada”.

Según ha explicado Lorenzo, el sistema educativo del PP se construye sobre la base de tres grandes ejes: “Libertad de elección de alumnos y familias; igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos; y equidad, calidad y excelencia”.

Lorenzo ha querido hacer hincapié en que “la educación ya está en la base de todo, en que sin educación no hay progreso y en que sin educación no hay libertad”. “Y esta libertad no se puede nombrar con mayúsculas si no se les facilita a los padres elegir libremente el modelo educativo que quieren para sus hijos”, ha añadido.

Por todo lo expuesto, ha subrayado la necesidad de hablar de “los derechos fundamentales recogidos en nuestra Carta Magna”, con más razón cuando “en la comunidad educativa y en la sociedad se ha creado una preocupación debido a ciertas declaraciones de miembros del Gobierno que, promoviendo reformas legislativas, indican que estos pueden ser mermados, rompiendo incluso el primer y único Pacto educativo en España, el del artículo 27 de la Constitución”.

Lorenzo ha querido afear a los socialistas su plante en la Subcomisión de Educación, que dio al traste con los trabajos parlamentarios de más un año: “Allí comparecieron más de 84 representantes de la comunidad educativa, y después de acordar los 15 ejes o asuntos a tratar y organizar, ustedes que ocupan hoy el Gobierno, apoyados por Podemos, se levantaron de la mesa y abandonaron el Pacto sin justificación ni argumento alguno, dando la disculpa de mal pagador de la financiación de un Pacto en el que aún no se sabían las medidas que se iban a adoptar”.

“Algún día tendrán que explicarle esta decisión a la comunidad educativa, a las 8.100.000 familias afectadas y a los 800.000 docentes”, ha replicado Lorenzo, “en una decisión motivada exclusivamente por cuestiones de índole política, por intereses partidistas e incluso personalistas, buscando con ello otro tipo de actuaciones, lo que ustedes llamaron un otoño caliente, como hicieron con otros temas igualmente sensibles, porque a este nuevo PSOE, al que no reconocemos, le ha valido todo para alcanzar la Moncloa y ocupar el poder”.

“Parece que aquello no fue suficiente, pues ahora pretenden romper el Pacto constitucional recogido en el artículo 27, quizá por los socios en los que se apoyan”, ha alertado para finalizar, lamentando que ya “no les guste hablar ni de educación ni de libertad”.

X

Política de Cookies