En el Pleno del Congreso

El PP considera esencial regular las relaciones entre los grupos de interés y los parlamentarios porque es una exigencia democrática de los ciudadanos

María Jesús Bonilla recuerda que el planteamiento del Grupo Popular es definir el estatuto jurídico de los grupos de interés, la creación de un registro público, el establecimiento de unas normas de conducta y un órgano para su control que podría ser la presidencia de la Cámara Baja”

  • Se muestra sorprendida porque Podemos presente una enmienda a la totalidad a la iniciativa del GPP que contó con el voto a favor de 272 diputados y critica el cambio de postura del PSOE que hace tres meses votó a favor y ahora cambia de postura

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, María Jesús Bonilla, ha considerado hoy que es “esencial” regular las relaciones entre los grupos de interés y los parlamentarios porque “la ciudadanía nos está reclamando más regeneración y más democracia”. “Tenemos un gran país y le debemos a los españoles un esfuerzo para llegar a un acuerdo en esta materia”, ha afirmado Bonilla.

En este sentido, ha destacado el gran respaldo que obtuvo la Propuesta de Ley del Grupo Popular en este asunto. Una medida que contó con el voto a favor para su tramitación de 272 diputados, la abstención de los 64 diputados de Podemos y dos votos en contra.

Por ello, María Jesús Bonilla se ha mostrado sorprendida porque “tres meses después Podemos presente una enmienda a la totalidad a la propuesta y que el PSOE haya cambiado de postura”.

“Aquel día tenía la convicción de que nos une a todos una idea muy clara”, ha asegurado la portavoz adjunta del GPP, quien ha señalado que esa idea es la de que “seríamos capaces de reformar el Reglamento del Congreso para compatibilizar el trabajo de los grupos de interés con la transparencia y con el cumplimiento de la ley y unas normas éticas mínimamente exigibles y acatadas por todos”.

Como ha explicado María Jesús Bonilla durante el debate de la enmienda a la totalidad de Podemos a la Propuesta del GPP en el Pleno del Congreso, el Grupo Popular planteaba cuatro cuestiones: “definir el estatuto jurídico de los grupos de interés, la creación de un registro público obligatorio para dichos grupos, el establecimiento de unas normas que afectarían a estos grupos inscritos, y un órgano para su control que sería la presidencia de la Cámara Baja asistida de la Secretaría General”.

“El apoyo fue mayoritario”, ha remarcado Bonilla, por lo que ha apuntado que “hoy deberíamos hablar de las enmiendas parciales”. Por ello, se ha mostrado sorprendida por la enmienda a la totalidad presentada por la formación de Pablo Iglesias, más aún cuando “es un texto inasumible porque no tenemos competencia para ello ya que pretenden regular desde el Reglamento del Congreso la relación de los grupos con miembros del Gobierno y de otras Administraciones, piden un registro pero no dicen quien se debería inscribir, hablan de un comisionado pero no dicen quien debe pertenecer a este y cómo se elige”.

También, ha criticado que el texto de Podemos pretenda que “tras la presentación de los proyectos de ley del Gobierno se abra un periodo de audiencia pública para que las asociaciones afectadas puedan hablar sobre ello, cuando eso ya está previsto en el artículo 133 de la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas”.

Así no se construye nada”, ha espetado María Jesús Bonilla a Podemos, quien también ha pedido “coherencia” al PSOE que “hace tres meses votó a favor y hoy cambia su voto”.

En el avance en la regeneración democrática estoy segura que estamos todos de acuerdo, tenemos por delante una tramitación en la que todos vamos a tener la oportunidad de aportar ideas y construir juntos”, ha afirmado María Jesús Bonilla, quien ha concluido tendiendo la mano a todos los grupos para caminar juntos en esta dirección.

X

Política de Cookies