En el Pleno del Congreso

El PP dice que los datos económicos evidencian “la nula credibilidad” de la oposición

Miguel Ángel Paniagua señala que la reducción de la deuda pública “nos hace menos vulnerables en el futuro, y acarrea efectos positivos en la economía”

  • “Si el PP continúa gobernando la senda de reducción de nuestro endeudamiento público sobre el PIB seguirá de forma constante y progresiva”

El portavoz adjunto de Presupuestos del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Ángel Paniagua, ha señalado este lunes en el Congreso que los datos económicos –“la evolución del crecimiento, la reducción del déficit, el crecimiento del empleo, la internacionalización de nuestras empresas y la favorable evolución de la demanda interna”, ha enumerado-, avalan que “el Gobierno tenía razón” y vienen igualmente a evidenciar que la oposición “no tiene ninguna credibilidad en materia económica”.

En su intervención en el Pleno del Congreso con motivo del debate de parcialidad de los PGE, el parlamentario popular ha manifestado que “si el PP continúa gobernando unos años la senda de reducción de nuestro endeudamiento público sobre el PIB, que iniciamos en 2015, seguirá de forma constante y progresiva”.

Paniagua ha reclamado a la oposición que haga algo más que criticar y describir la situación actual, “aportando también soluciones”, subrayando que “la única solución diferente y creativa para resolver el nudo gordiano” de la deuda pública es la que propone el GPP: “El propio crecimiento y un control y una gestión estricta del gasto va a aportarnos los ingresos necesarios para reducir el nivel de endeudamiento”.

El parlamentario popular ha destacado que la economía española, gracias a las reformas puestas en marcha por el Gobierno, ha entrado en un círculo virtuoso, que sigue las siguientes directrices: “El mayor crecimiento permite reducir la deuda pública, permite incrementos de la recaudación sin modificar los tipos impositivos gracias a las mayores rentas de los agentes y al mayor consumo, lo que junto con la menor carga que los intereses suponen para las cuentas públicas, dejan margen fiscal para reducir aún más la deuda, reforzar el gasto social, llevar a cabo acciones puntuales y selectivas en el lado de los ingresos en los próximos años o para adoptar medidas de estabilización, en caso de que fuese necesario en una nueva situación de crisis”.

En definitiva, ha precisado Paniagua, “la reducción de la deuda pública no solo nos hace menos vulnerables en el futuro, sino que además tendrá de manera inmediata efectos beneficiosos para el conjunto de la economía y de los ciudadanos”.

Finalmente, Paniagua ha vuelto a incidir en que la deuda española “es una deuda de calidad”, máxime cuando en el mercado sigue habiendo demanda para la deuda española, y ha querido hacer hincapié en que mientras los gobiernos socialistas la incrementaron “para nada, dejándonos un país a punto de ser intervenido y cercano a la quiebra”, el Gobierno del PP la incrementó “para cubrir sus desmanes (los desmanes socialistas) salvando a multitud de familias y empresas, evitando con ello el colapso total de la economía y situando a España a la cabeza del crecimiento y de la creación de empleo de los países desarrollados”.

Por todo lo expuesto con anterioridad, ha puesto de manifiesto “la incoherencia” del discurso de la izquierda parlamentaria, especialmente del PSOE, porque mientras muestran su preocupación por el déficit público presentan, al mismo tiempo, “enmiendas que incrementarían el gasto público, y en consecuencia la deuda”.

X

Política de Cookies