En relación con el Real-Decreto Ley sobre los estibadores

El PP tiende la mano a los grupos para alcanzar el mayor consenso posible en el régimen de estibadores

Miguel Barrachina aplaude la norma aprobada por el Gobierno que “democratiza” la estiba y da cumplimiento a la sentencia del Tribunal de Luxemburgo de 2014

  • Recuerda que si el Congreso no convalida esta reforma, “España tendrá que pagar una multa de 134.000 euros todos los días”

  • Pide “responsabilidad” a los grupos y les insta a sentarse para alcanzar un gran acuerdo, ya que “la mejor manera de ayudar a los trabajadores es estudiar posibles mejoras laborales y no la pancarta y la protesta sin propuestas”

  • Anima a los sindicatos y a los empresarios del sector a “profundizar e intensificar” el diálogo que mantienen sobre la reforma dentro del marco de la negociación colectiva

El portavoz de Fomento del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Barrachina, ha tendido hoy la mano a todos los grupos políticos para intentar alcanzar el máximo acuerdo posible respecto al régimen de los estibadores.

Tras la aprobación del Real Decreto Ley en el Consejo de Ministros, el portavoz popular ha pedido a las fuerzas parlamentarias que “actúen con responsabilidad” y se sienten a negociar, ya que, en su opinión, “la mejor manera de ayudar a los trabajadores es estudiar posibles mejoras laborales y no la pancarta y la protesta sin propuestas”.

Además, ha advertido que “si el Congreso no convalida el documento, España tendría que pagar 134.000 euros de multa todos los días, que se sumaría a los 21,5 millones de euros acumulados hasta ahora porque el primer apercibimiento llegó en el año 2009”.

“Esta penalización se debería a la sentencia condenatoria del Tribunal de Luxemburgo de diciembre de 2014, que exige liberar el sector, el único en España donde no existe la libre contratación de los trabajadores”, ha explicado Barrachina, al tiempo que ha destacado “que el texto aprobado por el Gobierno cuenta con el visto bueno de la Comisión Europea y el consenso de las empresas estibadoras”.

De esta manera, el portavoz popular ha indicado que “se busca democratizar la estiba”, ya que, como ha recordado, “en el sistema actual, las empresas estibadoras no pueden contratar a quienes quieran, sino que están obligadas a contratar a trabajadores puestos a su disposición por las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios”; lo que ha provocado que, por ejemplo, “en el puerto más grande de España, el de Algeciras, de 1.600 trabajadores, no haya ninguna mujer”.

“A partir de ahora -ha indicado- en espacios públicos podrán acceder a trabajar cualquier español si cumple con las condiciones exigidas”.

Por otro lado, Miguel Barrachina ha animado a los sindicatos y a los empresarios a “profundizar e intensificar el diálogo que están manteniendo dentro de la negociación colectiva para alcanzar un acuerdo que satisfaga a ambas partes.

Por ello, ha pedido a los sindicatos que abandonen su intención de convocar una huelga porque no ayuda a la búsqueda de consensos ni a la economía en España.

Por último, Miguel Barrachina ha aplaudido la decisión del Ministerio de Fomento de preparar un plan de contingencia que consiste en unos servicios mínimos del cien por cien para las operaciones que afecten a mercancías perecederas y peligrosas, a pasajeros, a situaciones de emergencia y a productos esenciales para las islas, Ceuta y Melilla, además de otras medidas para evitar colapsos en las autovías que conectan con los puertos.

X

Política de Cookies