Mediante una Proposición de Ley que restringe el dictamen médico a casos muy excepcionales

El PP quiere reducir y facilitar los trámites para la celebración del matrimonio de personas con discapacidad

Ignacio Tremiño explica que, tras escuchar a la sociedad civil y a los colectivos afectados, se quiere mejorar el artículo de la Ley que afecta al matrimonio de las personas con discapacidad

  • Tiende la mano a todos los grupos políticos para “alcanzar un gran consenso sobre esta materia, ya que se trata de un asunto muy importante por ser una de las demandas más subrayadas por las personas con discapacidad”

El Grupo Popular quiere reducir los trámites para facilitar la celebración del matrimonio de personas con discapacidad mediante una Proposición de Ley en el Congreso que restringiría la necesidad del denominado “dictamen médico para el consentimiento” por parte de los funcionarios a casos muy excepcionales.

Concretamente, sólo será necesario dicho dictamen en el caso muy excepcional de que “alguno de los contrayentes presentase una condición de salud que, de modo evidente, categórico y sustancial, pueda impedirle prestar el consentimiento matrimonial pese a las medidas de apoyo” dispuestas en la iniciativa.

El artículo que se modifica de la Ley de Jurisdicción Voluntaria, aún no ha entrado en vigor, por lo que se trata de efectuar el cambio legislativo lo antes posible para evitar problemas a futuros contrayentes con discapacidad.

Para lo anterior, el Grupo Parlamentario Popular ha registrado una Proposición de Ley de Modificación de la Disposición Final Primera y Cuarta de la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria para, ha explicado el portavoz de Discapacidad del GPP, Ignacio Tremiño, “facilitar los trámites para la celebración del matrimonio de personas con discapacidad”.

De esta manera, Ignacio Tremiño ha apuntado que se aseguraría que, entre otras cuestiones, “se garantice el ejercicio del derecho de las personas con discapacidad a casarse y fundar una familia sobre la base del consentimiento libre y pleno de los futuros cónyuges”.

Como ha recordado el portavoz GPP, la Ley 15/2015 de Jurisdicción voluntaria estableció nuevos requisitos para acreditar la capacidad exigida a los contrayentes, con el fin de proteger a las personas con algún tipo de discapacidad para asegurar que reúnan los requisitos necesarios para contraer matrimonio y favorecer su celebración.

“Esta disposición todavía no ha entrado en vigor”, ha indicado Tremiño, al tiempo que ha afirmado que “tras escuchar a la sociedad civil y a los colectivos afectados se plantea esta iniciativa parlamentaria para mejorar y aclarar este artículo de la Ley”.

Así, ha subrayado el portavoz popular “se consolidaría un régimen legal favorecedor, eliminando restricciones y proporcionando apoyos a la celebración de matrimonios de personas con discapacidad si es esa su voluntad y que exista la provisión de apoyos humanos, técnicos y materiales que faciliten la emisión, interpretación y recepción del consentimiento por los contrayentes”.

Para el GPP se trata de un asunto muy importante porque afecta a una de las demandas más subrayadas por las personas con discapacidad”, ha afirmado Ignacio Tremiño, quien “ha tendido la mano a todos los grupos políticos, especialmente al PSOE y Ciudadanos, para alcanzar un gran consenso sobre esta materia”.

Por último, Tremiño ha destacado “la sensibilidad” del Grupo Popular por ocuparse de “los problemas reales e importantes de todas las personas”.

X

Política de Cookies