En la Comisión de Presupuestos

El PP subraya que los PGE resuelven el problema de la temporalidad en el empleo público

Susana López Ares explica que la interinidad se reducirá con tasas de reposición del 100% y con una de las mayores ofertas de empleo público en democracia

  • La portavoz adjunta del GPP señala que en tres años el porcentaje de interinos que ocupen plazas vinculadas a servicios esenciales para el ciudadano no superará el 8%

  • Recalca que “ni se habla de finalización de contratos o de despidos de interinos”, pues el objetivo es precisamente evitar el uso de la figura del interino “de forma fraudulenta”

  • Hace defensa de los derechos del trabajador: “Queremos evitar que una persona que cubre una plaza de interino con 23 años se acabe jubilando a los 65 siendo interino”

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Susana López Ares, ha manifestado este jueves en el Congreso que los PGE resuelven los problemas de la interinidad, “una muestra más del compromiso del Gobierno del PP con los servicios públicos”.

Según ha explicado, “los servicios públicos son fundamentales en determinados ámbitos como la educación, la sanidad o los servicios sociales”, y es en esta línea de compromiso con la calidad de los servicios públicos en la que el Gobierno del PP ha venido trabajando a lo largo de los últimos meses, tal y como prueba el acuerdo suscrito con los agentes sociales para hacer frente a la temporalidad a fin de “garantizar el papel que juegan en los mismos”.

López Ares ha criticado “la dejación de funciones” llevada a cabo por los socialistas, que tradicionalmente han allanado el camino a un incremento “vergonzoso” del porcentaje de interinidad en todos los ámbitos de las Administraciones Públicas, de ahí que el Gobierno una vez que se ha superado la recesión y volvemos al crecimiento económico se ha comprometido con los agentes sociales y con los empleados públicos para reducir la tasa de temporalidad, que va a disminuir a través de dos vías.

Se reducirá, ha detallado, con “una tasa de reposición del 100%, es decir, que todas las plazas que queden vacantes se van a sacar dentro de la oferta de empleo público y, en segundo lugar, se va a reducir con el compromiso de que en los tres próximos se convocará una de las mayores ofertas de empleo público de la historia de la democracia”. “Hablamos casi de 300.000 plazas”, ha especificado, que “van a salir a concurso para reducir esa tasa de temporalidad, de modo que cuando pasen 3 años el porcentaje de interinos que ocupen plazas relacionadas con los servicios prioritarios para el ciudadano no podrá ser superior al 8%”.

Todo ello, ha señalado López Ares, ha quedado recogido en la Ley de Presupuestos, que “es la mejor manera de cumplir el compromiso adquirido por el Gobierno del PP con los trabajadores públicos”, si bien ha querido hacer hincapié en que con estas soluciones “no se está hablando en ningún momento de finalización de contratos o despidos de interinos, sino de que no pueda utilizarse de forma fraudulenta la figura del interino”.

O lo que es lo mismo, ha indicado: “Si una plaza es estructural debe estar cubierta por un funcionario, evitando que una persona que cubre una plaza como interino con 23 años se jubile con 60 o 65 años y siga siendo interino, porque eso va en contra de los derechos del trabajador, pues realmente está cubriendo una plaza que es estructural y que tendría que tener los derechos de funcionario”.

Y los PGE persiguen esta línea, es decir, que “todos aquellos que cubren plazas estructurales no sean interinos, porque lo contrario puede considerarse un cierto fraude, especialmente para los trabajadores”, con lo que el compromiso del Gobierno de reducir esa interinidad “no con despidos o con eliminaciones de contratos, sino con una de las mayores ofertas públicas de empleo muy importante”, es innegable.

X

Política de Cookies