En su pregunta a la ministra de Educación en la sesión de control

Óscar Clavell: “La Ley Celaá es un manifiesto ideológico, no una cuestión educativa”

El portavoz de Educación del GPP denuncia que la Ley Celaá “excluye al castellano como lengua vehicular de la enseñanza sin sonrojo alguno, como ocurrió durante el Gobierno de Zapatero, porque esta cuestión viene de antiguo y ya entonces el PSC renegó del castellano”

Subraya que dicha ley “también cercena el derecho de los padres a elegir el tipo de educación para sus hijos, ataca la libertad de enseñanza y de elección de centro y firma el acta de defunción de cierta enseñanza, entre ellas la especial”

Reprocha a la ministra de Educación que incumpla su obligación de guardar y hacer guardar la Constitución al renunciar a cumplir el artículo 3: “Ahí empezó a doblegar su conciencia y traicionar su honor”

Recuerda que “Pablo Casado ofreció a Sánchez un Pacto por la Educación y Sánchez, como siempre, prefirió a otros compañeros de viaje, comunistas, radicales y también a Otegi en esta cuestión”

A Celaá: “Usted es un claro ejemplo de totalitarismo porque niega a los padres un derecho que usted ejerció con plena libertad, al llevar a sus hijas a un colegio concertado y católico”

Afirma que la Ley Celaá “nace sin consenso, amordazando a la comunidad educativa, ninguneando al Consejo de Estado, tramitándose durante el estado de alarma y aplicando el rodillo supremacista”. “Un auténtico error histórico”, proclama

Recuerda que la Comisión Europea ya ha reprochado al Gobierno “la falta de consenso y diálogo” de dicha ley, y advierte de que “por el derecho irrenunciable a estudiar en castellano, por el derecho de las familias a elegir el modelo educativo y por una educación sin sectarismos el PP acudirá donde haga falta y cuando gobernemos derogaremos la ley

X

Política de Cookies