El PP hace balance de Mateo en RTVE: “No se puede destruir más en menos tiempo”

El Grupo Parlamentario Popular a través de sus diputados y senadores en la Comisión Mixta de Control de RTVE -la portavoz adjunta del GPP Macarena Montesinos, el portavoz de dicha Comisión Eduardo Carazo, el portavoz adjunto en Comisión, Javier Lacalle, los diputados Tomás Cabezón, Tristana Moraleja, Carmen Riolobos y Andrés Lorite, y los senadores Sergio Ramos, Asier Antona, Rodrigo Mediavilla, Amelia Salanueva y Antonio Silván– han hecho balance de la gestión de la Administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, cuando se cumplen dos años de su nombramiento, un periodo que califican de “nefasto para el servicio público audiovisual que presta RTVE”. Según el GPP, “no hay ni una sola área de actividad de RTVE que escape al peor resultado y al horizonte más sombrío. Lo más grave es que, sumando todos los fracasos, RTVE se ha situado en dos años al borde mismo de su inviabilidad”. “Se lo debemos sin duda a Rosa María Mateo, que no ha sabido en ningún momento articular una estrategia de futuro y consolidación del medio con todos los activos que recibió en 2018, y a Pedro Sánchez por su designación. Se han perdido dos valiosos años para poder afrontar mejor los enormes retos tecnológicos y las nuevas formas de acceso y consumo audiovisual. RTVE con Mateo está anclada en la manipulación a favor del Gobierno y en apostar por contenidos y estrategias sin atractivo para las mayorías”, advierte el Grupo Popular. Para los populares, “en RTVE no se ha podido destruir más en menos tiempo. La soberbia, la incapacidad, las continuas polémicas y la ausencia de un proyecto audiovisual básico con un equipo directivo sectario e inepto han coincidido para dar el fruto más previsible, el del desastre y el descalabro general”. Además, el GPP subraya que “el experimento de Rosa María Mateo ha sido una ruina y solo ha sido beneficioso para el Gobierno de Pedro Sánchez, al que ha servido con absoluta entrega y dedicación”.

Por último, el Grupo Popular avisa que “va a requerir un esfuerzo titánico volver a alcanzar los índices de credibilidad y fortaleza social que RTVE ha dilapidado en los dos últimos años”. “Los bajos índices de audiencia de su oferta televisiva, la escandalosa caída de los informativos, el déficit desbocado, las intensas luchas internas para ocupar el poder de la Corporación y la absoluta dependencia gubernamental dibujan un sombrío panorama que debe atajarse de inmediato con la dimisión de la Administradora única y el compromiso formal de ejecutar un Plan estratégico a medio plazo para garantizar la rentabilidad social de RTVE y su futuro”, concluye.

X

Política de Cookies