En el Pleno del Congreso

El PP aboga por regular las prácticas universitarias con el respaldo de la comunidad universitaria

José Jaime Alonso propone “mantener las prácticas curriculares y las extracurriculares”

  • Dice que la reforma de Podemos “pone en riesgo el sistema de prácticas, partiendo de una desconfianza profunda en el sistema”

  • “El PP cree en la universidad española, en los docentes, en los alumnos y en las entidades colaboradoras, así como en la necesidad de trabajar juntos para fortalecer el sistema”

El diputado del GPP, José Jaime Alonso, ha defendido este jueves en el Congreso la regulación de las prácticas universitarias con el respaldo de la comunidad universitaria -como contempla la enmienda de totalidad con texto alternativo presentada por su formación en el Pleno-, y no a espaldas de la misma, como hace Podemos con “la ley sectaria” que ha llevado a debate al Hemiciclo.

En su intervención en el Pleno con motivo del debate de la Proposición de Ley reguladora de las prácticas académicas universitarias externas, el parlamentario popular ha rechazado “el texto demagógico de Podemos que desconfía de la labor de universidades, empresas, estudiantes, instituciones y sindicatos, y que pone en riesgo el sistema de prácticas, la titulación de miles de jóvenes y la competitividad de nuestras universidades”

“Parten de una desconfianza profunda y de la descalificación de un sistema que consideran un fraude generalizado”, ha lamentado el portavoz popular, señalando que con esa afirmación se abre un abanico de múltiples acusaciones dirigidas “a todos los que dedican su tiempo y esfuerzo en compartir conocimientos con los estudiantes”, a saber: “autónomos y Pymes, que son los que más estudiantes en prácticas acogen; a universidades, profesores universitarios y departamentos de calidad de las universidades, responsables de garantizar la calidad de las prácticas universitarias externas; a las AAPP y a sus funcionarios, que reciben a miles de alumnos en prácticas anualmente; y a las instituciones del tercer sector: ONG´s y fundaciones”.

“¿Cómo pretenden mejorar un sistema de prácticas desde la desconfianza, el desprecio y la descalificación a todos los que lo integran?”, se ha preguntado sobre el texto de Podemos, recordando que el objetivo de las prácticas académicas “es contribuir a una formación integral de los estudiantes”.

“Son prácticas formativas, y en ningún caso laborales”, ha recalcado Alonso a este respecto, resaltando que la propuesta alternativa del PP “establece que los alumnos reciban una ayuda económica para poder cubrir los gastos derivados de la realización de prácticas, y así garantizar una verdadera igualdad de oportunidades”.

“El texto propuesto por Podemos es un desatino, inadecuado y contraproducente, porque no resuelve ningún problema, sino que los provoca, con una propuesta que nace de numerosas falsedades y que genera sospechas e insidias sobre todos los que intervienen en las prácticas académicas externas, rompiendo los consensos alcanzados, sin contar con el respaldo de la comunidad universitaria y, en definitiva, naciendo de su obsesión de impregnar todo de su sectarismo ideológico”, ha explicado.

“La propuesta de texto alternativo del PP parte de una concepción radicalmente contraria”, ha señalado, con un planteamiento “basado en la razón, en la confianza y en la superación, que parte de una evaluación del sistema y que persigue, a través del conocimiento y la experiencia, perfeccionar el sistema de prácticas externas”. “Desde este compromiso de mejora, consideramos esencial potenciar y preservar los derechos de los estudiantes de la mano de las universidades de las que forman parte, y con las empresas, administraciones e instituciones que colaboran en su formación”, ha añadido.

“Apostamos por ampliar y mejorar los mecanismos de control e inspección para evitar los casos de fraude, pero nunca la solución a los abusos”, ha recalcado, “puede ser eliminar las prácticas extracurriculares, porque además de completar la formación teórico-práctica, son las que aportan una mayor empleabilidad a nuestros jóvenes, y además queremos que la duración de las prácticas curriculares se fije en los planes de estudios”.

“Presentamos un texto que parte del consenso de la comunidad universitaria”, ha explicado, “y que genera certeza, recupera el carácter formativo de las prácticas universitarias, permite al alumno la obtención de experiencia mejorando sus posibilidades de inserción laboral, confía en la responsabilidad social de las entidades, genera seguridad jurídica, está comprometido con la igualdad de oportunidades y respeta el ámbito competencial autonómico”.

“El PP cree en la universidad española, en los docentes, en los alumnos y en las entidades colaboradoras y, en definitiva, en la necesidad de trabajar juntos para su fortalecimiento”, ha concluido.

X

Política de Cookies