En el Pleno del Congreso

El PP advierte de que la falta de confianza en el Gobierno por sus continuos bandazos alimenta la desaceleración económica

Javier Ruano alerta contra las hipotecas del Gobierno con sus socios, su discurso populista y sus permanentes rectificaciones, que siembran desconfianza e incertidumbre

  • El diputado del GPP subraya que todos los gobiernos del PSOE desembocaron en una crisis económica gravísima asentada sobre dos factores repetitivos: “un déficit público descontrolado y un aumento impresionante del desempleo”

  • Reclama al Gobierno que no lleve a cabo políticas económicas inapropiadas, pues las excentricidades en el ámbito económico tienen consecuencias en las personas

  • Ruano, al Gobierno: “No dejen caer todo el peso del chantaje de los comunistas y de los independentistas sobre las espaldas de las clases medias, los autónomos y las familias”

El diputado del GPP, Javier Ruano, ha advertido este martes en el Pleno del Congreso de que “la falta de confianza” generada por el Gobierno de Pedro Sánchez, a lomos de sus continuos “bandazos”, contribuye a la desaceleración económica.

En su intervención en el Pleno con motivo del debate de una Moción del GPP, el parlamentario popular ha señalado que “el actual Gobierno socialista está perdiendo su crédito y solvencia a un ritmo galopante”. “Sus contradicciones, rectificaciones y bandazos, así como los famosos globos sonda de su ministra de Economía lanzados a la opinión pública, no hacen más que producir desconfianza, incertidumbre y desasosiego en nuestra sociedad”, ha añadido.

“Es cierto que a veces es bueno rectificar”, ha admitido, “pero cuando un Gobierno rectifica permanentemente, nos encontramos ante un Gobierno incompetente, irresponsable y con una falta de gestión con consecuencias que, desgraciadamente, pagaremos todos los españoles”.

Ruano se ha dirigido a la bancada de los socialistas para formularles las siguientes preguntas: “¿Cómo puede inspirar confianza un Gobierno que por la mañana dice una cosa y horas más tarde dice otra? ¿Es que ustedes aún no han aprendido que dar pie a la desconfianza es lo peor que se puede hacer para la economía?, ¿o ustedes piensan que es casualidad que tras 100 días de Gobierno haya habido una fuga de más 11.000 millones en nuestra Bolsa, que es el peor dato de índice acumulado de todas las bolsas europeas?”.

“Que nos encontramos en un momento de desaceleración económica ya no lo niega nadie salvo ustedes, y esto nos preocupa mucho”, ha asegurado, para acto seguido preguntarse lo siguiente: “¿O no es cierto que en el último informe de la OCDE ya se recoge que la economía española se enfría más rápidamente que la del resto de nuestros socios europeos?”.

“Todo el mundo se da cuenta ya de sus desmanes”, ha espetado a los socialistas, entre los que se cuentan “su voluntad reiterada y tozuda de incumplimiento del déficit; la falta de respeto a los acuerdos con la UE; la amenaza de subidas fiscales con fines populistas; su intención de desmantelar reformas económicas consolidadas que nos permitieron salir de la crisis o del descontrol de los precios de servicios básicos con efectos perversos sobre la inflación”.

Pero, sobre todo, ha explicado Ruano, “el mayor elemento que contribuye a la desaceleración es la falta de confianza que genera este Gobierno: no sólo por sus contradicciones y rectificaciones sino, sobre todo, por todas las hipotecas que se ha obligado a pagar a comunistas e independentistas, y también por su continuo discurso populista”.

“Los ciudadanos están otra vez preocupados”, ha puesto de manifiesto. “Saben que la fruta sube, que la gasolina se dispara, que este mes pagarán uno de los recibos de luz más caros de la historia, saben también que pagarán más intereses por sus préstamos y sienten que hay menos alegría económica en la calle, y esto les preocupa”, ha alertado.

“El problema es que ustedes son gastadores por naturaleza, lo llevan en su ADN, en su ideología, como si el dinero público no fuera de nadie, tal y como afirma de manera escandalosa la vicepresidenta del Gobierno”, ha criticado.

“Dirán que es el ciclo, pero la realidad es que todos sus Gobiernos acabaron en una crisis económica gravísima en la que nunca faltaron los dos factores fundamentales de todo Gobierno socialista: un déficit público descontrolado y un aumento impresionante del desempleo”, ha seguido explicando, censurando que el Ejecutivo haya vuelto a poner en marcha “su poderosa maquinaria de destrucción de la confianza”.

Ruano ha querido recordar algunas de “las mayores desigualdades” que los Gobiernos socialistas acabaron produciendo, especialmente en su último Gobierno: congelaron las pensiones, eliminaron prestaciones sociales básicas, suspendieron la oferta pública de empleo, paralizaron la inversión pública, bajaron los sueldos a funcionarios y, lo peor de todo, dejaron casi cuatro millones y medio de parados.

“Como hacemos hoy”, ha señalado, “a ustedes les avisaron, pero miraron a otro lado”. “Sean sensatos y continuemos con el proceso reformista, sigamos por la senda de la consolidación fiscal, reduzcamos nuestra deuda, incentivemos el ahorro, ayudemos a los agentes económicos a producir más y mejor que los demás con el fin de ganar competitividad, controlemos la inflación, reduzcamos los impuestos a los que generan empleo y, sobre todo, sigamos haciendo de la creación de empleo un eje central de nuestra política económica”, ha reivindicado.

“España es un país extraordinario, somos una nación responsable, madura y sabemos que cuando ha hecho falta, con esfuerzo y sacrificio hemos salido adelante”, ha expuesto, pero “por favor no nos compliquen la vida ni se la compliquen a los españoles”.

“Las excentricidades en otros ámbitos de la política son opinables, tienen un pase”, ha advertido al Ejecutivo, “pero en el ámbito económico no, tienen consecuencias en las personas, en sus proyectos vitales de vida”, al tiempo que ha exigido a continuación al Gobierno que “no lleven a cabo políticas económicas inapropiadas en este momento, y menos por motivos electoralistas o chantajistas”.

“No dejen caer todo el peso del chantaje de los comunistas y de los independentistas sobre las espaldas de las clases medias, de los autónomos, de las familias y de los trabajadores”, ha querido exigirle a Sánchez, lamentando que finalmente la respuesta de los socialistas será la de siempre: “mirar para otro lado, echar la culpa al Partido Popular o a la situación internacional, tendrán otros chivos expiatorios, querrán que se hable de los bienes de la Iglesia, de Franco -“hoy tocan los aforamientos”, ha precisado-, creando cortinas de humo cuando les interesa, pero los españoles no somos tontos, tenemos memoria”. “No nos volverán a confundir como ya hicieron en el pasado”, ha concluido Ruano, pues “ya no creemos en los brotes verdes ni en la Champions League”.

X

Política de Cookies