En el Pleno del Congreso

El PP reprocha al Gobierno “el abuso de las razones de urgencia en la tramitación de leyes”

Francisco Martínez censura “un panorama desolador de falta de respeto a los procedimientos constitucionales”, donde la nueva norma que adapta la legislación europea sobre protección de datos es solo “una rara excepción”

  • Asegura que “el PP formará parte del consenso y de la solución en las coordenadas de seguridad jurídica, garantías y una mejor protección de derechos”

El portavoz Constitucional del GPP en el Congreso, Francisco Martínez, ha reprochado este jueves al Gobierno “el abuso” de las razones de urgencia en la tramitación de las leyes en el Parlamento.

En su intervención con motivo de la convalidación del Real Decreto que adapta el derecho español a la normativa de la UE en materia de protección de datos, el diputado popular ha anunciado “una posición favorable” a su convalidación por dos razones concretas, la primera de ellas “excepcional” puesto que, como ha explicado, “en este caso sí concurren las razones de urgente necesidad que exige el artículo 86 de la Constitución”.

“A la vista del uso, o más bien del abuso que realiza el Gobierno de un instrumento excepcional como el Decreto Ley”, ha incidido Martínez, “y a la vista del flagrante incumplimiento de sus límites constitucionales en muchos otros casos, este RDL es una rara excepción en un panorama desolador de falta de respeto a los procedimientos constitucionales”.

La segunda de las razones expuestas por el diputado popular para respaldar la convalidación de dicha norma es que a su formación “sí que nos preocupa y nos parece importante esta materia en cuanto a la protección de los derechos en el ámbito del uso de los datos personales”, ya que se trata de “una materia que constituye uno de los ámbitos del estatuto de derechos de la ciudadanía en el siglo XXI en el que nos jugamos mucho, y de la adaptación de esos viejos derechos fundamentales frente a las nuevas agresiones y amenazas”.

Martínez ha querido recordar que “uno de los padres de Internet, Tim Berners-Lee, dijo en 2011 que los datos serían la nueva materia prima del siglo XXI, y con ello describía de alguna manera el rumbo hacia el que caminaban nuestras sociedades”. “Pues bien”, ha señalado, “siendo eso cierto, también es verdad que de manera exponencial crecen las amenazas y los riesgos, y hoy se puede sostener que en 2021 el 25% de los datos personales de todo el mundo estarán comprometidos, y en esta sociedad digital los ciudadanos se exponen cada día a usos fraudulentos e indebidos de sus datos personales, y a intolerables intromisiones en espacios de intimidad y privacidad que necesitan ser protegidos por procedimientos adecuados a la magnitud de las amenazas”.

Por ello, ha explicado, “el régimen jurídico de la protección de datos personales es una fuente de derechos, y es una prioridad para el PP, y con arreglo a esa prioridad hemos actuado siempre, y con ese mismo sentido de responsabilidad institucional daremos apoyo a este RDL, aunque la legislación de urgencia no es el instrumento óptimo en esta materia”, ha vuelto a insistir, subrayando que, de hecho, “la tramitación del Proyecto de Ley hubiera sido más ágil si nos hubiéramos limitado y restringido en la presentación de enmiendas a la materia concernida, y no a aprovechar esta iniciativa legislativa para regular cuestiones ajenas a la protección el datos, como hizo el PSOE”.

En cualquier caso, Martínez ha señalado que “desde el pasado 25 de mayo es directamente aplicable en España el Reglamento General de Protección de Datos de la UE, lo que supone una importante modificación de la normativa previa con consecuencias para los ciudadanos, para los responsables de tratamiento de datos personales y para los reguladores”.

“Esta materia tiene una dimensión transnacional”, ha precisado, “y exige respuestas uniformes y consensuadas”. “El desarrollo de los derechos, el régimen de las obligaciones, y también la intervención de las autoridades de control en la materia han dejado de ser, ya no lo serán nunca, solo Derecho español y se rigen directamente por la norma europea, que por primera vez desarrolla un derecho fundamental”, ha añadido.

De ahí que haya destacado que “el reglamento europeo es un auténtico cambio de paradigma en muchos aspectos, y eso exige una compleja adaptación de nuestra cultura jurídica en aspectos tan relevantes como los procedimientos sancionadores”. “Dada la imposibilidad de concluir la tramitación del Proyecto de Ley antes de la fecha de entrada del reglamento”, ha recordado, “fue la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) quien propuso la necesidad de aprobar este RDL con rango de ley, con carácter extraordinario y urgente, para permitir la adaptación del reglamento en cuestiones en las que esperar a la aprobación de la nueva ley podría tener efectos perjudiciales”.

La nueva norma “introduce seguridad jurídica, garantías y una mejor protección de derechos, y en esas coordenadas el GPP formará parte del consenso y de la solución”, destacando la buena labor de los profesionales de la AEPD.

X

Política de Cookies