Durante la comparecencia de la ministra de Justicia

El PP insta al Gobierno a asumir la defensa de lo legal ante los ataques a los cimientos del Estado

María Jesús Moro exige “valentía” al Ejecutivo de Sánchez para defender los principios nucleares del Derecho y de la Justicia

  • Ve al Gobierno “envuelto en la sombra de la duda” de seguir su hoja de ruta para estar en el poder “a costa de lo que le pidan sus socios”

  • Lamenta que por primera vez en la historia España cuente con “un Gobierno íntegramente extraparlamentario”, y advierte de que “gobernar manipulando la acción parlamentaria pasará factura”

  • Pone en valor la contribución del exministro Catalá “a la modernización y transformación integral de la Justicia”

  • Exige al Gobierno que se comprometa “con la memoria de todas las víctimas del terrorismo”

La portavoz de Justicia del GPP, María Jesús Moro, ha instado este miércoles al Gobierno a asumir la defensa de lo legal ante los ataques que se vienen produciendo a los cimientos mismos del Estado de derecho.

Durante su intervención en la Comisión de Justicia con motivo de la comparecencia de la ministra Dolores Delgado, la parlamentaria popular ha arrancado su intervención realizando un reconocimiento expreso a la labor del exministro Rafael Catalá y su contribución “a la modernización y transformación integral de la Justicia en el marco del consenso de las fuerzas políticas”.

Moro ha saludado la comparecencia de la titular de Justicia en el Congreso, si bien ha lamentado que haya tenido que transcurrir un mes para que “los anuncios y debates que se producían extraparlamentariamente” lleguen finalmente a la Cámara Baja, todo ello tras prosperar “una moción de censura basada en falsedades y descalificaciones al PP, de las que, una vez que se sintió fuerte y ganador, el propio Sánchez se desmarcó, pues la campaña previa tenía como única finalidad el ‘quítate tú para ponerme yo”.

“Es la primera vez que tenemos un Gobierno íntegramente extraparlamentario”, ha hecho hincapié, aunque “sin el Parlamento no es posible gobernar”. “Pasará factura gobernar manipulando la acción parlamentaria y las funciones de las Cámaras, como estamos viendo en el bochornoso espectáculo, tanto político como jurídico, de RTVE”, ha destacado.

“Los integrantes de este Gobierno vienen envueltos en la sombra de la duda de hacer, no lo que nos vienen a presentar aquí, sino la hoja de ruta que permita al presidente permanecer en el poder a costa de todo lo que le pidan sus socios de investidura”, ha asegurado la diputada popular.

Moro se ha cuestionado por “el peso” real que tendrá la titular de Justicia y su Ministerio “como profesionales del derecho” ante las tentaciones de otros miembros del Ejecutivo, y se ha querido interesar ante la ministra Delgado por una serie de cuestiones relativas a la Justicia de máxima relevancia, “como las reivindicaciones del sector de la Justicia, en particular de jueces, fiscales y letrados; sobre iniciativas legislativas ya en trámite, pero paralizadas, aprobadas o en prórroga; sobre los consensos alcanzados por la Subcomisión para la Estrategia Nacional de Justicia o sobre el papel que el Gobierno quiere que tenga el Ministerio Fiscal”.

“Usted se enfrenta a un tiempo convulso en el que todo se cuestiona”, se ha dirigido a la ministra, “donde lo fake sustituye a lo verdadero, a lo cierto, a lo profesional, y ese movimiento que atacó a la política golpea sin piedad y con altas dosis de irresponsabilidad a la Justicia”. “Son ataques a los cimientos mismos del Estado de derecho”, ha alertado, “y hoy necesitamos menos palabras bonitas, menos ejercicios de prestidigitación comunicativa y más autenticidad, templanza, personalidad y valentía en defender siempre y en todo caso, para todos, respecto a todos, los principios nucleares del Derecho y la Justicia”.

“El desprestigio en el que se está sumiendo a la ley, al Derecho y a la Justicia puede llegar a pasarnos una gran fractura como sociedad y Estado”, ha advertido Moro, recalcando que “no podemos consentir un Poder Judicial cuestionado, no podemos admitir que se subasten las sentencias y otras decisiones judiciales en la plaza pública, porque si desde el Gobierno no se asume la defensa de la racionalidad, de lo legal y de los poderes e instituciones del Estado aunque resulte antipático, un día no muy lejano nos daremos cuenta de que la irracionalidad y la subasta en la plaza pública llamarán a nuestra propia puerta y nos engullirán”.

“Asistimos atónitos”, ha explicado, “a que algún abogado, antes juez, conozca y utilice públicamente una sentencia no comunicada formalmente a las partes”. “A que se dé por bueno y obvio que la nueva Fiscal General del Estado cambiará el posicionamiento como defensores de la legalidad de los fiscales que actúan en los procesos abiertos por el procés catalán, y que esta tenga que desmentirlo”, ha continuado explicando, “al cuestionamiento de la profesionalidad de nuestros jueces en el exterior, y al intento de ofrecer entre los pagos de gobierno que se trocee el gobierno de los jueces cuando sabemos qué tipo de jueces y de Poder Judicial quieren los grupos secesionistas en Cataluña, porque lo plasmaron en la Ley de Transitoriedad declarada nula e inconstitucional”.

“¿Qué va a hacer su Ministerio para que no sigamos en esta línea tan destructiva que solo provoca desconfianza e inseguridad?”, le ha preguntado a la ministra Delgado, censurando que “en menos de un mes hayamos visto cómo la ministra portavoz cuestionaba la credibilidad, eficacia y la función constitucional del Ministerio Fiscal, y cómo se generalizaba sobre la falta de formación de los jueces para desarrollar con solvencia su trabajo y su función”.

“Ayer la vicepresidenta vuelve a la carga”, ha criticado, “obviando el trabajo ya emprendido por parte del exministro Catalá en un claro ejercicio de escucha atenta a la sociedad, y propone, con una clara técnica de legislación en caliente, una modificación del Código Penal sí o sí que recupera siglos y doctrinas muy atrás en la historia: al juez como autómata o como mero altavoz de la ley”.

“¿Dónde dejamos al juez del Estado moderno que forma parte de una concepción clara del Derecho, la Justicia y el Estado de derecho?”, le ha preguntado, remarcando que “el Derecho no es política”. “La política puede mejorar o empeorar las fuentes del Derecho, sobre todo la ley, pero no es ni Derecho, ni Justicia”, ha dejado claro, “y frivolizar políticamente sobre las normas jurídicas y los instrumentos para alcanzar la Justicia solo puede deteriorar las reglas básicas de la democracia”.

“La responsabilidad de un Gobierno pasa por dejar su opinión particular e ideológica cuando entra en el Ministerio, por respetar las funciones de los poderes e instituciones del Estado y por defender a los pilares del Estado cuyo gobierno le ha sido encomendado”, ha proclamado.

Moro también ha hecho alusión a los dos términos que sobresalieron en el discurso de toma de posesión de la ministra: diálogo y víctimas. La diputada popular ha lamentado que, pese a ello, “las muestras del diálogo no han existido” desde entonces, “apenas unos minutos con los grupos políticos y demoras en el diálogo con las asociaciones representativas de jueces, fiscales y letrados”.

“¿Por qué después de haber estado a la cabeza de las protestas y pasar a dirigir el Ministerio de Justicia, usted no ha recibido todavía a sus antiguos compañeros, a todas las asociaciones de jueces, fiscales y letrados de la Administración de Justicia?”, ha preguntado a Delgado en una serie de interrogantes encadenados.

“¿Usted cree que jueces y fiscales pueden hacer huelga?”, ha inquirido en otra de sus preguntas. “¿Cómo puede justificar que el principal partido que sustenta a su gobierno haya protestado tanto por las enmiendas de mi grupo parlamentario a la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que permitían recoger y avanzar en la consecución de reivindicaciones de las asociaciones, y que el grupo GRECO vienen demandando al Estado español?”, ha interrogado.

“¿Cuál es su posición respecto a la propuesta de reforma de la Ley de indultos registrada por el PSOE, que fue tomada en consideración, pero en la que desconocemos por qué no se ha avanzado?”, ha seguido preguntando Moro, a la vez que se ha interesado “por la posición del Gobierno sobre la Subcomisión para una Estrategia Nacional de Justicia, que concluyó su periodo de trabajo sin aprobar su informe en la Comisión o el Pleno, pero consensuó 103 propuestas que su antecesor en el cargo asumió para desarrollar desde el Gobierno”.

En relación con las víctimas, el segundo de los dos términos que predominaron en la toma de posesión de Delgado, Moro ha lamentado que la ministra “se apartara de las víctimas en la primera sesión de control en el Senado con un discurso contrario a las demandas de un 80 % de la población, de todos los signos políticos y frente a familias que vienen luchando por encontrar mejores respuestas jurídicas a sus casos”. “Usted, ante eso, habla de la prisión permanente revisable, como pena inhumana, pero es difícil mirar a los ojos a la madre de Sandra Palo, por ejemplo, y hablarle de ello”, ha señalado, queriendo conocer si esto mismo “lo dirá también en sus reuniones internacionales respecto a la Corte Penal Internacional”.

“Las víctimas del terrorismo de ETA”, ha continuado señalando, “tienen que oír nuevamente términos como trato humanitario y valoración de las circunstancias personales en beneficio de sus verdugos”. “¿Hay para usted grados en el trato de las víctimas? ¿No cree que merece la pena seguir desarrollando nuestro Derecho colocando siempre a las víctimas en el centro de las políticas?”, ha preguntado, rindiendo tributo a la memoria de Miguel Ángel Blanco y exigiendo al Gobierno que se comprometa “con toda la memoria y con todas las víctimas”. “El PP está en la defensa de la verdad, la dignidad y la justicia de las víctimas”, ha remachado.

Finalmente, Moro también se ha interesado por conocer en profundidad las propuestas de reforma penal y procesal realizadas la víspera por Carmen Calvo, lamentando la sensación de que “se intente dar un trato diferente a unas y otras víctimas de violencia machista, de abuso y agresión sexual”.

“Nosotros seguimos comprometidos con afrontar sin dilación reformas inaplazables como las de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, el Estatuto orgánico del Ministerio Fiscal, la Ley del derecho a la defensa, la adaptación del Código civil y LEC a la Convención de ONU de personas con discapacidad, a la modernización del derecho de obligaciones y contratos, al impulso de la mediación, a mejorar y agilizar la ejecución de las resoluciones judiciales y comprometidos con la problemática de los bebés robados”, ha señalado, recalcando que todo ello “sólo se puede conseguir con confianza, con lealtad y con transparencia en la hoja de ruta y en los acuerdos”.

X

Política de Cookies